El PC busca su lugar en la nueva oposición

Autor: Isabel Caro

Tras su participación en el gobierno de la Presidenta Michelle Bachelet, hoy el Partido Comunista busca marcar diferencias en una izquierda que se reconfigura. Reforzar su presencia en el movimiento social y reafirmar su lugar en medio de la irrupción del Frente Amplio serán claves en su nuevo rol opositor.


Dos declaraciones públicas emitidas este miércoles marcaron la semana política del Partido Comunista.

En ambas, la colectividad de izquierda marcaba distancia con la postura oficial de La Moneda. En la primera, cuestionaba la forma en que el Ejecutivo ha llevado adelante su política exterior en torno a la compleja situación que atraviesa Venezuela, específicamente, criticando la presencia del canciller Heraldo Muñoz en el Grupo de Lima. Y en la segunda, se desmarcaba de la postura del gobierno en torno a la denominada Operación Huracán, después de que los ocho comuneros mapuches imputados por asociación ilícita terrorista fueran sobreseídos definitivamente y se dictara el cierre de la causa, en medio de la denuncia del Ministerio Público de irregularidades en la obtención de las pruebas que sustentaron la indagatoria.

Las acciones comunicacionales de la tienda liderada por Guillermo Teillier se dan a semanas de que finalice la segunda administración de Bachelet, y con ello se extinga definitivamente la Nueva Mayoría. En ese contexto, y en medio de la incertidumbre que se ha instalado en el oficialismo sobre la reconfiguración de la centroizquierda, la tienda de Vicuña Mackenna ha buscado reforzar su identidad con miras a una nueva etapa.

Sobre todo, tras la lectura que se hizo en el comité central de la colectividad en enero pasado sobre el resultado de los comicios parlamentarios, en que el Frente Amplio irrumpió en el esquema político institucional, alcanzando 20 diputados y un senador.

“Al tenor de los resultados electorales no sería extraño que se conformen nuevas correlaciones de fuerzas y recomposición de acuerdos. Ante ello, debemos estar prevenidos y construir nuestro propio campo de acción. Establecer también nuestras propias fortalezas desde posiciones de izquierda”, sostiene el informe que aprobó el pleno del comité central del partido.

A pesar de que desde la colectividad descartan que exista una “disputa” directa con el Frente Amplio, sí admiten en privado que la irrupción de este nuevo referente obligará a los partidos de la hoy Nueva Mayoría a reinventarse y reconectar con los movimientos sociales.

El costo que significó para los comunistas su ingreso al gobierno, precisamente en términos de su presencia en el mundo social, es algo que varios dirigentes han advertido en el último tiempo. De hecho, en entrevista con La Tercera, el ministro de Desarrollo Social, Marcos Barraza (PC), señaló ayer que “son costos que valen la pena, que hay que asumirlos”, pero advirtió que “eso no nos puede dejar tranquilos. Lo digo porque el énfasis que tenemos que tener, ciertamente, es tener una sólida presencia en el movimiento social y, a la vez, trabajar con fuerza para recuperar el gobierno”.

En ese contexto, dicen en el PC, la libertad que la colectividad tendrá al ser oposición y no parte de una coalición o un gobierno se abre como una oportunidad para potenciar ese trabajo. Sobre todo, en el entendido de que el PC ha sido reconocido en la propia coalición como uno de los partidos más “leales” a lo que fue la administración de la Presidenta.

El dirigente comunista Juan Andrés Lagos afirma que “ahora nuestro desafío es un crecimiento en el contexto de reafirmar las identidades de izquierda en nuestro país”.

Otro factor que inquieta tanto en el PC como en el resto del oficialismo es la conformación de nuevos liderazgos políticos, tarea que el Frente Amplio ha priorizado fuertemente en el último tiempo y que ha sido, a lo menos, compleja para las colectividades tradicionales.

Uno de los principales liderazgos que se han potenciado en la colectividad en el último tiempo, además de las diputadas Karol Cariola y Camila Vallejo, es el alcalde de Recoleta, Daniel Jadue.

El edil se ha destacado por impulsar una serie de iniciativas con un fuerte sello social en su comuna, como lo fue la inauguración de la primera farmacia popular de Chile y, hace poco, la primera inmobiliaria popular. El alcalde asegura sobre el rol que tendrá de ahora en adelante el partido que “al no estar definida una alianza política, efectivamente nosotros nos vamos a refugiar de vuelta en nuestro programa, en nuestras políticas, en las políticas públicas que hemos ido aportando y desarrollando, y desde ese lugar diremos lo que tengamos que decir”.

Y aunque advierte que su partido no tiene la necesidad de reforzar su identidad de izquierda porque “nunca la ha perdido”, reafirma que “el PC es un partido que está convencido de la superación del capitalismo como forma de organización social. Eso es lo que define el ser de izquierda. Y dentro del Frente Amplio, no todos están de acuerdo con esa necesidad. Eso es lo que yo he dicho con todas sus letras”.

La defensa del legado

Más allá del lugar que ocupará el PC en la conformación de la nueva oposición, hay un elemento que para muchos será clave en el rol que asumirá el partido en los próximos cuatro años: la defensa del legado de la Presidenta Michelle Bachelet.

Así lo definió el partido en su último comité central, donde destacan como principal objetivo de cara al gobierno entrante de Sebastián Piñera defender -en todos los espacios- las conquistas sociales alcanzadas en esta administración, además de respaldar iniciativas en el marco legislativo que profundicen dichas transformaciones.

En ese sentido, en la colectividad definieron una serie de temas prioritarios, los que serán las principales banderas de lucha de la colectividad como partido opositor. Entre ellos se encuentran precisamente la reivindicación de los derechos del pueblo mapuche, la defensa del litio, impulsar una profunda reforma previsional, aportar en la profundización de los derechos de las mujeres y, asimismo, impulsar iniciativas que aporten en la eliminación de cualquier forma de violencia de género, además de defender la protección de los DD.HH. en el país.

Seguir leyendo