Presidenta DC: “Proyecto de Constitución se presentará como un saludo a la bandera”

Autor: A. Labra

Directiva coordinó ayer una declaración en la que acusaron desconocer el contenido de la iniciativa. PR se sumó a las críticas, mientras que desde el PPD también señalaron que “no conocemos detalles de su redacción”.


A través del chat de la mesa de la DC en Whatsapp, los principales dirigentes del partido coordinaron ayer una ofensiva para salir a cuestionar públicamente a las condiciones en las que la Presidenta Michelle Bachelet concretará el envío al Congreso del proyecto de nueva Constitución.

En la DC y en el resto de los partidos de la Nueva Mayoría dicen que no ha existido ningún contacto con los ministros del comité político para interiorizarse de los detalles que contendrá el texto.

Esto, además del hecho de que se presente cuando el gobierno ya llegará a su fin.

La Mandataria ratificó esta semana que cumplirá con el compromiso de presentar la iniciativa antes que finalice su gobierno, pero en el bloque oficialista acusan desconocer los lineamientos e, incluso, en privado se quejan -sobre todo en la DC- con el ministro del Interior, Mario Fernández.

En ese contexto, la directiva de ese partido difundió ayer una declaración de tres puntos. En ella, señalan que “la Democracia Cristiana, en su quinto congreso, aprobó apoyar una nueva Constitución para el país, que fuera legítima en su origen y que diera cuenta de un país moderno, con participación ciudadana”. Y agregan: “Respecto al proyecto que se ingresará en los próximos días, la DC declara no conocer los términos de su elaboración, ni ha sido consultada al respecto”.

Profundizando las críticas, la presidenta de la colectividad, Myriam Verdugo, dijo a La Tercera que “lo lamentamos, porque se trata de la normativa más importante que rige el país y nos hubiese gustado poder expresar nuestra opinión sobre este tema”. A su juicio, “es tan relevante que seguramente habríamos encontrado diferencias en no pocos temas”. Y agregó: “Si bien apoyamos la creación de una nueva Constitución, lamentamos no haber podido ver el texto con antelación. Creo que los tiempos no le dieron al gobierno, y se va a presentar casi como un saludo a la bandera”.

En la misma línea, el senador Ignacio Walker sostuvo que “por mucho poder que tenga la Presidencia de la República, en una democracia deliberativa, cuando existe el compromiso en el programa de un mecanismo ‘demócratico y participativo’ para avanzar hacia una nueva Constitución, no se entiende que los partidos y parlamentarios de la Nueva Mayoría no sean consultados, ni tengan conocimiento alguno acerca del contenido del proyecto; esta es una grave anomalía democrática y republicana”.

El diputado Matías Walker, en tanto, señaló que “resulta absolutamente extemporáneo el envío de este proyecto a una semana de entregar el mando, sin que ni siquiera los partidos de gobierno conozcan su contenido”.

Además, el subjefe de bancada DC, Gabriel Silber, comentó en Twitter que “es impropio, poco serio y ajeno a nuestra democracia deliberativa ingresar a trámite un proyecto de nueva Constitución a una semana de dejar el gobierno”.

Hasta ahora, sobre la iniciativa -cuya fecha de envío al Congreso ha sido aplazada en varias ocasiones- Bachelet entregó esta semana una señal sobre el contenido, al señalar que le encargó a un grupo de abogados analizar cómo incluir la igualdad salarial entre hombres y mujeres.

El desmarque del PS

Sumándose a los cuestonamientos de la DC, el presidente del Partido Radical, Ernesto Velasco, dijo que “lo que uno esperaría es tener acceso a la información y conocer el proyecto antes de su envío a tramitación”. El dirigente sostuvo que la situación actual sobre esta iniciativa “es parte de lo que ha sido este tiempo de falta de coordinación, falta de información y no tener criterios de mayor afiatamiento”.

La arremetida de la DC fue vista con atención ayer en el PS, que tomó distancia de las críticas. El timonel Álvaro Elizalde señaló que “los socialistas valoramos que la Presidenta presente un proyecto de nueva Constitución, cumpliendo una vez más sus compromisos con los chilenos, y esperamos que este proyecto sea expresión de los diálogos ciudadanos realizados en el actual gobierno”.

El diputado socialista Leonardo Soto, además, dijo que “me produce extrañeza esta declaración de la DC, porque parece sugerir que el proceso constituyente habría contemplado un requisito previo a su conclusión, como que fuera consultada la opinión de la DC y, eventualmente, su derecho a pedir rectificación”. A su juicio, “sería un atentado a este proceso y a la confianza y buena fe de los que participaron que se tuviera que someter este proceso a la opinión de los partidos”.

En paralelo, el PPD también decidió emitir una declaración ante la falta de detalles sobre el proyecto que enviará la Mandataria. Junto con señalar que valoran que Bachelet “cumpla el compromiso”, recalcaron que “si bien no conocemos detalles de su redacción, esperamos que el contenido de este proyecto se haga cargo de lo emanado del proceso constituyente”.

“Para el PPD es clave que el texto contemple la sustitución de la subsidiariedad del Estado por la solidaridad, la disminución del presidencialismo exacerbado y la democratización de los mecanismos de reforma de la Constitución”, sostuvo la directiva que encabeza Gonzalo Navarrete, además de hacer un llamado al gobierno entrante de Sebastián Piñera “a no cerrar el indispensable debate sobre una nueva Constitución”.

Seguir leyendo