Presidenta destaca fin a proyectos HidroAysén y Dominga como parte de su política medioambiental

La Presidenta Michelle Bachelet. Foto: Marcelo Segura

"Cuando hay proyectos que no corresponden al estándar que requiere nuestro planeta, la institucionalidad existe para ser cumplida", señaló la mandataria.


“Como gobierno, aceptamos el desafío de romper la inercia de lo que se venía haciendo en conservación medioambiental. Hemos acelerado la marcha y contribuido a que todos miremos de frente los temas de hoy”, dijo ayer la Presidenta Bachelet durante la ceremonia en la que firmó los decretos que crean el Parque Pumalín y cinco nuevas áreas marinas protegidas.

En la ocasión, destacó el freno a proyectos como HidroAysén y Dominga como parte de su política medioambiental. “Entendimos que la eliminación de las bolsas de basura en las comunas costeras, la educación ambiental y la fiscalización de la pesca ilegal son componentes de un mismo cambio, que la responsabilidad extendida del productor, el fomento al reciclaje o el establecimiento de impuestos verdes no sólo ponen a Chile en la vanguardia latinoamericana, sino que estimulan una transformación de la práctica empresarial que es fundamental para tener un crecimiento de largo plazo. Y cuando hay proyectos que no corresponden al estándar que requiere nuestro planeta, la institucionalidad existe para ser cumplida, como ocurrió con HidroAysén, Pascua Lama, Isla Riesco y Dominga”, dijo.

Seguir leyendo