Tras duro debate interno, PPD define mantener directiva hasta junio

Mesa puso cargos a disposición, pero Consejo Nacional fijó elecciones para junio. Cita estuvo marcada por profunda crítica a rumbo del partido.

Pese al intenso debate que marcó ayer su Consejo Nacional, el PPD definió no adelantar las elecciones internas, manteniendo la actual mesa directiva liderada por Gonzalo Navarrete hasta el próximo 10 de junio.

La decisión se tomó pasadas las 20.00, tras más de siete horas de debate interno y luego de que la mesa pusiera sus cargos a disposición, a propósito de la crisis que vive la colectividad por el duro revés electoral que sufrió en los comicios parlamentarios donde bajó de 14 a ocho diputados.

Anoche, Navarrere valoró la decisión de la instancia partidaria. “Esto permite que las elecciones efectivamente puedan ser un reflejo del debate profundo de lo que es nuestro sentido de identidad”, dijo.

La tensión

Pasadas las 18 horas, el senador Ricardo Lagos Weber, salía visiblemente molesto del Hotel Mercure, donde tuvo lugar el Consejo Nacional. “Lo que hizo Gonzalo Navarrete en el fondo fue decirle al partido: yo no me quiero ir, así es que someto a votación no a mi persona, sino que a él (Navarrete) y a todo el resto”, acusó.

Las palabras del senador aludían a que minutos antes más de 130 consejeros aprobaron, a mano alzada y previo a la votación en urnas, no separar en la papeleta la continuidad de los cargos entre la directiva (presidente, secretario general y tesorera) y el resto de la mesa. “Un presidente de partido que le fue pésimo en la elección se ha aferrado a continuar”, agregó Lagos Weber antes de retirarse.

En la misma línea estuvo el senador Felipe Harboe.“Lamento que se haya impuesto una mayoría para ratificar una mesa que es la responsable de la derrota electoral”, sostuvo.

Con todo, la instancia aprobó, además, la conformación de un congreso ideológico, con miras a profundizar el debate partidario, y depurar el padrón de la colectividad de aquí a fin de año.

Pero nada de eso estaba claro cuando pasadas las 11.30 horas se dio inicio la cita partidaria. Uno de los primeros en tomar la palabra fue Navarrete, quien hizo una fuerte crítica al rumbo del partido en el último tiempo, cuestionando que la laxitud respecto del financiamiento irregular de la política, en alusión al caso SQM, trajo consigo un alto costo político. Asimismo, hizo una autocrítica en torno a la negociación parlamentaria, aunque expuso cifras que revelaban que la debilidad electoral del PPD venía de mucho antes. Si en 2005 el partido obtuvo cerca de un millón de votos para las parlamentarias, en los comicios pasados, logró sólo cerca de 350 mil.

El debate

Tras la intervención del timonel, más de treinta militantes de la colectividad, entre ellos, ex ministros, senadores y diputados, alzaron la voz para exponer sus críticas reflexiones. Las intervenciones, en su mayoría, estuvieron centradas en cuál es y debe ser el domicilio político del PPD y cómo se sale de su actual crisis de identidad.

Uno de los más duros fue Lagos Weber, quien acusó una izquierdización del PPD, tal como lo había adelantado en un documento en la antesala del Consejo.

Luego, tomó la palabra el canciller Heraldo Muñoz, quien ha surgido como una de las cartas para suceder a Navarrete, seguido por los senadores Jaime Quintana y Felipe Harboe.

Uno de los momentos más tensos se dio cuando, durante el debate, Harboe, Lagos Weber, Bitar, entre otros, se mostraron partidarios de que parte de la mesa dejara la dirección del partido, aunque manteniendo las elecciones internas para junio, con el fin de profundizar el debate interno y evitar que toda la discusión se redujera a lo meramente electoral. Y, asimismo, propusieron separar en la papeleta a la directiva del resto de la mesa para diferenciar las reponsabilidades políticas.

Mientras que otros, como el diputado Marco Antonio Núñez -quien renunció ayer a su cargo de vicepresidente y oficializó su aspiración para dirigir el PPD-, impulsaron la idea de que los comicios se adelantaran para mayo.

En medio de ese debate, fue que llegó hasta el Consejo Nacional el senador Guido Girardi. “Un partido sin vínculo y sin trabajo no existe, y déjenme decirles: este partido no trabaja, no trabaja en los territorios”, sostuvo.

El senador defendió la continuidad de la mesa y planteó realizar los comicios en junio, lo que finalmente se impuso en las urnas.

“Este no es un problema de electividad, porque yo miro esta mesa que está ahí ¿ustedes de verdad creen que esta mesa es responsable del resultado de la elección? ¿de verdad alguno cree que es eso? o este es el resultado de un proceso largo, de flojeras, de desconexiones”, sostuvo, agregando que “o todos asumimos los mismos costos (…) o no lo tiene nadie”.

Seguir leyendo