Zoom a Revolución Democrática

Foto referencial: Revolución Democrática.

De cara a una nueva etapa política marcada por una mayor presencia en el Congreso, las facciones de Revolución Democrática se empiezan a organizar. Pantalones Largos, Territorialistas, Terceristas y los nacientes Comunes ya comenzaron a idear sus tesis para el partido.


La semana pasada comenzó a circular en Revolución Democrática información sobre las elecciones de consejeros políticos del partido, programadas para marzo. Será una instancia de definiciones internas que se sumará al congreso estratégico que se debería realizar durante este año, donde se pondrán en juego las distintas visiones para enfrentar los próximos desafíos: desde cómo plantearse dentro del Frente Amplio hasta la acción parlamentaria de su bancada de ocho diputados y un senador.

Es a partir de este cronograma que los “lotes” de RD comienzan a organizarse. Porque pese a que se convirtió en partido recién en mayo de 2016, la tienda ya cuenta con una dinámica de facciones internas.

Los denominados Pantalones Largos fueron los primeros, articulándose cuando aún RD era un movimiento emergente. Dentro de este “lote” están los fundadores de la colectividad, los que lideraron el proceso de inscripción del partido y quienes comenzaron a trabajar en la estructura y las bases de lo que hoy es el Frente Amplio. En ese año surgieron figuras como la de Sebastián Depolo, quien fue presidente de RD hasta 2017 y se desempeñó como el jefe de campaña de Beatriz Sánchez; el actual diputado electo Miguel Crispi y el encargado programático de la campaña presidencial, Jaime Peña.

El nombre nació del icónico afiche del ex Presidente Salvador Allende con el que promovía la nacionalización del cobre. “Chile se pone pantalones largos”, decía la frase que hicieron propia los dirigentes de RD, con la intención de conceptualizar la idea del paso de la infancia a la adultez. El foco inicial de este lote fue incidir institucionalmente.

Cuando RD comenzó a expandirse nació una segunda facción, los Territorialistas. A diferencia de los Pantalones Largos, que buscaban disputar espacios de poder e impulsar candidaturas para cargos públicos, este grupo puso su foco en fortalecer los territorios. Dentro de sus líderes están Emilia Ríos y Daniela Oberreuter, actual jefa de gabinete del diputado electo Renato Garín, quien, a su vez, es cercano a este grupo.

Según dirigentes del partido, fueron tres las discusiones internas más polémicas. La primera fue si se apoyaría la candidatura a alcaldesa de Josefa Errázuriz (independiente), la que finalmente fue respaldada por el entonces movimiento. La segunda fue en las elecciones parlamentarias de 2013. Los Pantalones Largos querían que Giorgio Jackson, quien en ese momento era un conocido líder estudiantil y cercano a ese lote, disputara un escaño de diputado. Los Territorialistas, en cambio, creían que no era el momento para hacerlo.

Pero la discusión más pública se dio en 2013, para la segunda vuelta presidencial entre Michelle Bachelet (PS) y Evelyn Matthei (UDI). Apoyar o no a la líder de la centroizquierda era la pregunta. Los Pantalones Largos creían que había que hacerlo e incidir en las propuestas del gobierno, mientras que los Territorialistas se alejaban completamente de esa alternativa. Finalmente, RD apoyó a Bachelet e incluso dirigentes como Crispi y Gonzalo Muñoz ocuparon cargos dentro del Ministerio de Educación. En 2016, renunciaron al Mineduc acusando que no se cumplieron los cambios prometidos. El día de la renuncia, Crispi llama públicamente a la construcción del Frente Amplio, algo que en RD se venía planteando hace años.

A esa altura, ya había irrumpido un tercer lote: los Terceristas. Una facción que toma el mismo nombre que grupos de militantes del PS y del PPD, y que proponía una postura intermedia entre los dos lotes ya existentes, poniendo énfasis en el fortalecimiento de la democracia interna y evitar que las decisiones fueran tomadas por las cúpulas.

Este tercer grupo se construyó cercano a Jackson, que en ese momento ya ejercía como parlamentario. Su equipo, de hecho, era liderado por Rodrigo Echecopar, dirigente tercerista y actual presidente del partido. El diputado, sin embargo, no pertenece oficialmente a ese lote.

Todas las facciones creen que sus tesis se han impuesto y que las distintas posturas han logrado un equilibrio en el partido, y si bien los lotes siguen funcionando con reuniones y coordinación a través de grupos de WhatsApp, según distintas fuentes las visiones se han homogenizado. Sin embargo, de cara a las nuevas definiciones, han comenzado a rearticularse.

Incluso, un nuevo equipo se comienza a construir. Bajo el nombre los Comunes, buscan copar el ala izquierda de la colectividad. Liderados por el ex candidato a diputado Pablo Padilla, este grupo busca fortalecer los espacios tanto en los denominados comunales como en las bases organizadas. Según algunos de sus participantes, su apuesta es por “democracia radical”.

Seguir leyendo