CMF defiende exigencias para aseguradoras sobre reparación de vehículos

Autor: Pulso

Intendente de seguros afirmó que norma que obliga a informar tiempos de reparación mejorará la eficiencia de los procesos.


Fue en marzo pasado cuando la Comisión para el Mercado Financiero (CMF) publicó la circular que instaba a las aseguradoras a entregar información sobre los tiempos de demora en la reparación de vehículos cubiertos por alguna póliza.

Las compañías de seguros no están contentas con esta primera normativa, la que tiene como objetivo conseguir una base de datos con la información para entregar más detalles a los usuarios cuando adquieren un seguro automotriz.

Con este telón de fondo, el intendente de seguros de la CMF, Daniel García, explica que el seguro de autos por daños voluntario, es muy relevante para la industria, ya que equivale a cerca del 25% de las primas de seguros generales.

Es más, suman más de un millón de pólizas y unos US$900 millones en primas. Adicionalmente, las compañías reciben alrededor de 30.000 reclamos por problemas asociados a la reparación de vehículos al año, lo que equivale a cerca del 70% de los reclamos que reciben las compañías de seguros generales. “Por lo tanto, también entendíamos que había una problemática relacionada con una cobertura específica, que tiene que ver con la definición que se hace de la reparación o el pago de las indemnizaciones a través de la reparación de un vehículo cuando sufre algún daño”, dice García.

En ese sentido, explica que si bien la norma no soluciona los problemas estructurales, sí va a funcionar como un incentivo para que las firmas hagan más eficientes sus procesos.

Una de los argumentos que plantea la industria aseguradora al criticar la normativa, es que los talleres de vehículos no son regulados, por lo que no tienen mecanismos de presión para que entreguen la información. Al respecto, García reconoce que hay un desafío en términos de generar los sistemas de información con los distintos actores que forman parte de esta cadena, sin embargo, detalla que actualmente las grandes compañías que venden estos seguros, como el retail, ya tienen funcionando este sistema de recopilación de información.

Además, comenta que “la responsabilidad de la compañía no se termina simplemente con la emisión de la orden de reparación de un vehículo. La responsabilidad es de todo el proceso”. En esa línea, puntualiza que las firmas “tienen una red de talleres con los cuales ellas mismas suscriben convenios para la prestación de estos servicios, por lo tanto, son las propias compañías las que tienen que establecer los estándares con los cuales se relacionan con sus proveedores”.

Por otro lado, recuerda que esta norma tuvo dos períodos en consulta, y luego de ello sufrió “cambios importantes en términos de precisar la información que estábamos requiriendo, el alcance, ampliamos mucho detalle de la información precisamente para no caer en cosas que no eran el objetivo de la norma, como por ejemplo, caer en ciertos promedios que no fueran totalmente representativos”, argumenta.

Con todo, la circular de la CMF establece que las compañías de seguros deben comenzar a almacenar la información a contar del 1 de julio de 2018 hasta el 31 de diciembre, para el primer envío de ésta a la CMF, fijado para el 29 de enero de 2019.

Seguir leyendo