Decano de la Facultad de Economía y Negocios U. de Chile, Manuel Agosín: “Mi idea fue incorporar alumnos de menores ingresos a la FEN”

El camino de Manuel Agosín hacia una de las oficinas de la Facultad de Economía y Negocios (FEN) de la Universidad de Chile, es interrumpido constantemente mediante un saludo. El destacado economista, es reconocido por quienes se cruza en la casa de estudios, donde es profesor titular desde 1992 y hace ocho años decano de la facultad, en una etapa que llegará a su fin en junio próximo cuando termine su segundo período en el cargo.


Su balance es muy satisfactorio, con énfasis en la internacionalización de la FEN y la acreditación de la misma. Además, subraya el aumento de la dotación de docentes, y el incremento de estudiantes, aunque reconoce que no existe mucho espacio para seguir aumentando esa capacidad.

Asimismo, asegura que competirán nuevamente por quedarse con la Casen, perdida en su edición de este año a manos de la Universidad Católica. Respecto a su sucesor, prefiere no tomar opciones entre Dante Contreras y José de Gregorio, los candidatos, aunque destaca la carrera interna del primero, y la experiencia del segundo.

¿Qué balance hace de su período de ocho años en la FEN?

-Cuando llegué había hartas cosas que hacer, como el aumento de profesores que éramos muy poquitos para el estudiantado que teníamos. Era obvio para mí hacer un ajuste en las mallas curriculares que hace mucho tiempo no se hacía, y la internacionalización de la facultad estaba partiendo con el decanato del profesor (Joseph) Ramos, y me parecía que había mucho campo por explorar. Además, había bastante desorden financiero y que requirió mucho esfuerzo.

¿En cuánto aumentó la dotación de profesores en el período?

-Aproximadamente en un 50% en los docentes estables, los que viven acá como digo yo. Se ha ido incorporando gente joven.

Y de distintas tendencias políticas…

-Lo que es muy positivo. Si hay académicos del Frente Amplio o de la UDI me tiene totalmente sin cuidado. Lo importante es que se imparta bien los programas, ya que nuestro enfoque siempre será técnico. Por ejemplo, si se va a hacer una reforma tributaria, como ya se hizo, que se haga bien. Nuestra mirada no es decir que estamos de acuerdo con tal partido, sino que mirar los temas en forma profesional y técnica.

¿Ha aumentado también el estudiantado?

-Sí. Mi idea como decano de la FEN siempre fue incentivar el arribo a la facultad de estudiantes de menores ingresos, con un par de programas que fuimos expandiendo, con bastante éxito. Mi idea era aumentar el ingreso de estudiantes más vulnerables sin perder ingresos de estudiantes de altos ingresos, porque así es la diversidad y creo que eso lo hemos logrado. Ahora esa alza no puede seguir.

¿Por qué?

-Eso no puede seguir, puede haber aumentos marginales, pero no es posible continuar con la misma tasa de crecimiento de estudiantes. Tenemos algunas holguras, pero donde menos hay es en espacio para los estudiantes. Estamos haciendo en la parte norte un edificio, que ya está aprobado por el consejo. Pero el espacio vital es muy importante para los jóvenes y en eso estamos trabajando.

¿Y puede haber aumento de la infraestructura?

-Somos muy conscientes que estamos llegando al límite de la infraestructura. Hemos hecho varias obras, acabamos de inaugurar una nueva, hemos mejorado mucho los espacios deportivos. Hay algún espacio importante para expandir la facultad, pero eso requerirá de proyectos más caros.

Encuesta Casen

¿Qué cosas le quedaron pendientes a su juicio?

-Creo que se debería abordar el tema de la separación de la Facultad por departamentos, que tiene algunos problemas base. Tiene que haber más trabajo interdisciplinario.

¿Y la encuesta Casen?

-Nosotros perdimos una Casen, y en 2009 ya nos ocurrió también. Es algo competitivo y en ese ámbito siempre está la posibilidad de perder. No me corto las venas porque se perdió una Casen. Incluso creo que se perdió por buenas razones.

¿Por qué?

-Los ganadores de la Casen van a tener bastantes dificultades financieras con la Casen con el precio que licitaron. Nosotros quisimos ser esta vez absolutamente más realistas en lo que significa los costos. Es una encuesta enrome que se hace en todo el país. Es caro. Obviamente que vamos a seguir postulando. Además, estamos postulando a otras pruebas como la Pisa, y el centro de microdatos sigue funcionando bastante bien.

¿Cómo ve las elecciones que vienen con Dante Contreras y José De Gregorio?

-Ambos son académicos muy destacados. Dante Contreras ha estado aquí más tiempo desde alumno hasta profesor titular, es una persona muy capaz y estoy seguro de que va a continuar en la senda que hemos tenido. Nosotros hemos querido hacer políticas de Estado no de gobierno. Hemos enfatizado líneas que deben ser enfatizadas por cualquier escuela de negocios. Por ejemplo en un mundo global no se explicaría no tener intercambios con otros países.

¿Y José De Gregorio?

-Don José De Gregorio es un profesional muy destacado, ha sido presidente del Banco Central, tri ministro, ha estado en el FMI, tiene una trayectoria impresionante. No es ex alumno nuestro pero no creo que eso sea un impedimento al contrario, una renovación sería abrir un poco la ventana también. Lo traje yo para ser parte de un grupo de profesores selectos.

¿Cuál es su preferencia?

-No puedo tener una preferencia como decano. Ambos tienen el pleno derecho de ser candidato y avalo que son muy buenos candidatos.

¿Qué rol debe tener el decano?

-Un decano de esta facultad debe estar presente de las discusiones técnicas, pero no desde un punto de vista político. La política tiene puntos de vista, y un decano debe tener opinión técnica.

¿Qué hará Manuel Agosín tras el decanato?

-El futuro es incierto, estoy abierto y disponible a ofertas.

Seguir leyendo