Desnudo de Modigliani alcanza US$157,2 millones en Sotheby’s

Autor: Bloomberg

A pesar de que fue una "venta tibia", el resultado es el más alto en subasta en los 274 años de historia de Sotheby’s


Un desnudo de Amedeo Modigliani se vendió en US$157,2 millones en Sotheby’s ayer lunes, el resultado más alto en subasta en los 274 años de historia de Sotheby’s, en lo que fue por lo demás una venta tibia.

El “Nu couché (sur le côté gauche)” encabezó la venta de arte impresionista y moderno en Nueva York y representó la mitad de los US$318,3 millones obtenidos esa tarde. De los 45 lotes ofertados, 13 no encontraron comprador, incluidas obras de Pablo Picasso, Henry Moore y Marc Chagall.

El vendedor del Modigliani, el multimillonario irlandés dueño de caballos purasangre John Magnier, lo había comprado a US$26,9 millones en 2003 en una subasta de Christie’s, es decir, con un aumento de casi seis veces en 15 años.

Al igual que algunos de los lotes más importantes de la venta de la sucesión Rockefeller de la semana pasada en Christie’s, el resultado oculta un panorama más complejo. Sotheby’s presentó la obra en Hong Kong el mes pasado, dirigiéndose a los clientes asiáticos que han venido comprando en forma activa arte impresionista y moderno en las últimas temporadas.

Con una estimación superior a los US$150 millones, se esperaba batir el récord en subasta de Modigliani de US$170,4 millones, también por un desnudo, de 2015. El comprador de aquella pintura fue el Museo Long de Shanghái, fundado por el multimillonario Liu Yiqian.

En definitiva, sólo se presentó un postor: un cliente que había acordado antes de la subasta hacer una oferta irrevocable que garantizaría la venta de la obra. Cuando comenzó la puja en US$125 millones, la sala y los teléfonos mantuvieron un silencio obstinado, pese a que el rematador apeló repetidas veces a la presidenta de Sotheby’s Asia, Patti Wong, para ver si ofertaba en nombre de algún cliente. Wong sólo sacudía la cabeza: negativo.

Expectativas elevadas

“Se fijaron expectativas muy altas en nombre del consignador… hablaban de US$200 millones. La segunda obra de arte más cara vendida hasta ahora”, dijo Todd Levin, asesor de arte que ofertó por obras que se subastaban en representación de clientes.

La obra de arte más cara vendida en la historia –“Salvator Mundi” de Leonardo Da Vinci- alcanzó US$450,3 millones en noviembre. “Esto lleva a muchos a pensar que no es algo que deban considerar, ni siquiera en el caso de gente con un patrimonio neto elevado”, dijo Levin.

Como el Modigliani de Sotheby’s, una pintura de Picasso de una joven desnuda con una canasta de flores en la venta de Rockefeller también fue a un garante, alcanzando US$115 millones, lo que enfrió el ánimo y planteó dudas respecto de la resistencia de los precios en el segmento superior del mercado.

“La garantía ahuyentó la competencia, algo que dio pie a un récord histórico de la casa más bien anticlimático”, dijo Evan Beard, ejecutivo de Servicios de Arte Nacional de U.S. Trust, refiriéndose a la garantía del Modigliani.

Si bien la puja fue en líneas generales apagada, un punto destacado fue el paisaje de Georgia O’Keeffe “Lake George with White Birch”, que alcanzó US$11,3 millones, casi el doble de la estimación más alta.

Seguir leyendo