Gobierno opta por mantener en 27% el impuesto a las empresas ante dificultades fiscales

Agencias

El Presidente Sebastián Piñera anunció además que el lunes enviará al Congreso un proyecto para dar autonomía al Consejo Fiscal Asesor.


Pese a que el Presidente Sebastián Piñera había anunciado la intención de reducir en su gobierno el impuesto a las empresas desde 27% al 25% que promedian los países de la OCDE, medida que estaba condicionada al contexto económico, el Mandatario informó en su cuenta pública que finalmente optó por mantener el tributo en el nivel actual.

“Dada las dificultades fiscales heredadas y la envergadura y urgencia de las reformas sociales y proyectos estructurales por hacer, he decidido mantener la tasa de impuesto corporativo a las empresas”, señaló.

Piñera enfatizó que una sana política fiscal requiere además una política de gasto público prudente, transparente y confiable.

“Por esta razón enviaré este lunes al Congreso un proyecto de ley que otorga autonomía al Consejo Fiscal, el que integrado por destacadas personalidades propuestas por el Presidente y con acuerdo del Senado, velará por el cumplimiento de una eficaz y transparente política y regla fiscal”, precisó.

En este sentido enfatizó que “la responsabilidad fiscal es un gran activo que Chile no puede debilitar, ni mucho menos perder”.

El Presidente confirmó que el gobierno enviará un proyecto de reforma tributaria. “Impulsaremos una modernización del sistema tributario, que no solo corregirá deficiencias de la reforma anterior, sino que significará un gran avance hacia un sistema tributario más simple, equitativo y moderno, que promueva la inversión, el ahorro, el crecimiento, la creación de empleos, la innovación y el emprendimiento”, aseveró.

A su vez, precisó, la reforma otorgará mayor simpleza y certeza jurídica a los contribuyentes, “reduciendo la inmensa e insostenible burocracia y arbitrariedad que el sistema actual significa para muchos contribuyentes, y especialmente, para las micro, pequeñas y medianas empresas”.

Piñera señaló que una de la prioridades de su administración ha sido recuperar la capacidad de crecimiento económico, crear empleos, mejorar los salarios y poner orden en las cuentas públicas. Por ello, recordó, el 4 de mayo se dio a conocer un plan de responsabilidad fiscal que busca generar ahorros por US$4.600 millones entre 2018 y 2021.

Asimismo indicó que con el objeto de impulsar el crecimiento se creará una Oficina de Competitividad, Inversión y Productividad, que revisará y simplificará las múltiples regulaciones vigentes, mejorando o eliminando toda regulación obsoleta, burocrática o que atente innecesariamente contra el empleo, el crecimiento, la inversión, la innovación, el emprendimiento y la productividad.

Seguir leyendo