Gobierno presentará este viernes su Ruta Energética, con foco en electrificación nacional

Entre las prioridades legislativas, que se espera se sumen al anuncio, destacan indicaciones a proyectos como Netbilling y Eficiencia Energética. También cambios a la SEC y la CCHEN.


A las 10 de la mañana de este viernes, en La Moneda, el Gobierno entregará las definiciones de su denominada Ruta Energética, liderada por el Ministerio de Energía -encabezado por Susana Jiménez-, que dará cuenta de las prioridades legislativas de la cartera y de los resultados del proceso participativo regional que se desarrolló en las quince regiones del país entre el 6 y 26 de abril, a través del libro “La Ruta”.

De acuerdo con fuentes conocedoras del tema, uno de los principales focos que se darían a conocer tendría que ver con el acceso universal a la electricidad en el país y la modernización energética, con un fuerte énfasis ciudadano.

Esto, luego de detectar, en el marco de los diálogos ciudadanos, que más allá de los avances que muestra el país persiste una inequidad en el acceso, con familias que todavía no tienen electricidad o la tienen de forma muy precaria. “No es concebible que en pleno siglo XXI haya chilenos sin energía eléctrica”, señaló a comienzos de mayo la ministra Jiménez en entrevista con PULSO.

En esa oportunidad, la autoridad explicó que la idea de su cartera es impulsar el proyecto de ley que incentiva el desarrollo de generadoras residenciales, además del de eficiencia energética. “A ello hay que agregar la reforma al segmento de distribución eléctrica que tomará al menos un año (…). También hay que diseñar un proyecto de ley para el buen uso de la leña, y una ley marco sobre cambio climático. Otros importantes temas como reformas a los Sistemas Medianos y Aislados, y a los Pequeños Medios de Generación Distribuidos (PMGD). En aspectos institucionales, se buscará modernizar la Superintendencia de Electricidad y Combustibles (SEC) y la Comisión Chilena de Energía Nuclear (CCHEN)”, señaló Jiménez en dicha ocasión.

Otra de las medidas que impulsará esa cartera tiene que ver con el ingreso de una indicación a la Ley de Netbilling, para permitir que los clientes residenciales que generan energía para autoabastecerse (no consideraría al comercio, industria y hospitales) puedan recibir pagos, de hasta sobre el 10% o 20% de su facturación o consumo histórico, por sus excedentes inyectados a la matriz energética.

Otro de los temas que se presentarían en unos tres meses más, tendría que ver con modificaciones al proyecto de Ley de Eficiencia Energética, que se tramita en el Congreso y al cual se ingresarían indicaciones sustitutivas tendientes a modificar a su carácter de obligatoriedad por un sistema de incentivos. En ese sentido, la idea sería considerar tres áreas: viviendas, vehículos y grandes consumidores.

En el caso de las viviendas, por ejemplo, la idea es incluir un sello de eficiencia energética que incida en el precio de comercialización del bien raíz, en su plusvalía y en las solicitudes de créditos hipotecarios. Mientras que en el de los vehículos, se propondría incorporar un sello de cambio climático. Por otro lado, para la industria, se estaría pensando en incentivos. Otro de las temáticas que incluiría “La Ruta”, tendría que ver con reformas a los Sistemas Medianos y Aislados y a los Pequeños Medios de Generación Distribuidos (PMGD). También las soluciones a los problemas energéticos de Aysén y Magallanes y la evaluación de que si los sistemas aislados se justifican.

En temas ambientales, la cartera también estaría preparando una Ley de Cambio Climático, que buscaría reducir la emisión de gases de efecto invernadero.

Modernización

Ahora bien, desde la arista institucional, la cartera presentaría un proyecto para modernizar a la Superintendenciade Electricidad y Combustibles (SEC) y la Comisión Chilena de Enegía Nuclear (CCHEN).

Ello, dado que en el Gobierno existiría una consideración de que la actual SEC tiene una estructura “anticuada” y que el organismo, que es el responsable de supervigilar el mercado de la energía, no contaría con incentivos para el cumplimiento.

En ese sentido, la idea sería que la institución cuente con un mecanismo de auto denuncia parecido a la delación compensada que utilizan las empresas en casos de libre competencia. Asimismo, se integraría la posibilidad de que las empresas presenten planes de cumplimiento, tal y como lo hacen ante la Superintendencia de Medio Ambiente (SMA), en casos de incumplimientos medioambientales.

En cuanto a la CCHEN, que actualmente fiscaliza el funcionamiento de todas las instalaciones radiactivas del país, la idea sería quitarle esa atribución para que pase a ser parte de la SEC.

Seguir leyendo