Humphreys aumenta clasificación de bonos de Bupa Chile a “Categoría A+”

Autor: Pulso

La mejora responde a la concreción de la clínica Bupa Santiago y al apoyo tangible que posee la compañía por parte del grupo controlador.


Humphreys aumentó la clasificación de riesgo de las líneas de bonos de Bupa Chile S.A. (Bupa Chile) desde “Categoría A” a “Categoría A+”. Asimismo, la tendencia cambia desde “Estable” a “Favorable”.

La modificación de la clasificación de riesgo de las líneas de bonos de Bupa Chile y de los bonos serie A, desde “Categoría A” a “Categoría A+”, responde a la concreción de la clínica Bupa Santiago (lo que significa reducir los riesgos de sobre-plazo y sobre-costo) y al apoyo tangible que posee la compañía por parte del grupo controlador, situación que se evidencia en el aumento de capital por $27.340 millones, recientemente realizado por esta institución, así como en los créditos relacionados proporcionados por la matriz, por un monto aproximado de $55.000 millones, que han servido para proveer de liquidez y rebajar la deuda con instituciones financieras.

Además, la tendencia de la clasificación cambia desde “Estable” a “Favorable” debido a los mejores resultados obtenidos por la filial Isapre Cruz Blanca, no obstante los mayores porcentajes de siniestralidad registrados el año pasado.

La clasificación podría mejorar en el futuro si los resultados positivos de esta filial se consolidan bajo diferentes escenarios, precisó Humphreys.

Dentro de las principales fortalezas que dan sustento a la clasificación de Bupa Chile en “Categoría A+” se ha considerado el desarrollo de un modelo de negocio consistente y con capacidad para crear valor, tanto por la sinergia que logra entre las distintas filiales, como por ofrecer un servicio que presenta una demanda actual sólida y con tendencia al alza en el tiempo.

En efecto, el seguro en salud, las atenciones médicas, los exámenes, laboratorios y hospitalizaciones, entre otras, son todas prestaciones con una mayor o menor correlación favorable entre sí, que al ser entregadas de forma integral permiten mejorar la eficiencia en el control de costos. Por otra parte, la experiencia internacional muestra que el crecimiento económico del país (aumento del ingreso per cápita) y el envejecimiento de la población son factores que inciden fuertemente en el gasto en salud.

Según proyecciones demográficas del INE, actualmente el 15,8% del total de la población en el país tiene 60 años o más, proporción que subiría en el año 2020 a 17,3% y en el año 2030 a 22,3%.

Junto a lo anterior esta clasificación se respalda en el know how con el cual cuenta la compañía Bupa, propietaria del emisor, la cual mantiene presencia en 190 países, con 29 millones de clientes y 65 años de experiencia en el sector de la salud, ofreciendo desde seguros hasta atención hospitalaria. La fortaleza de la matriz se refleja en una clasificación de riesgo en Baa2 en escala global.

La clasificación de riesgo también incorpora, como elemento positivo, el alto valor económico de los activos (filiales operativas) de Bupa Chile, en relación con su nivel de deuda individual, tomando como referencia y extrapolando el valor bursátil de empresas de la salud que transan en bolsa. Bajo este criterio, se estima que el valor económico de las filiales de Bupa Chile es casi seis veces la deuda financiera individual de Bupa Chile.

Seguir leyendo