IPC de EEUU más alto en seis años fortalece opción de acelerar alza de tasas de la Fed

Hoy la Reserva Federal termina su reunión y la información clave para los mercados, en especial los emergentes, será la proyección de los futuros ajustes de su política monetaria.


La inflación de EEUU subió 2,8% en mayo, el avance más amplio desde principios de 2012, según la información difundida ayer por el Departamento del Trabajo justo cuando la Reserva Federal comenzó su reunión de dos días. Descontado el incremento de la tasa de interés, en 25 puntos bases hasta el rango de 1,75% y 2%, la duda a resolver hoy (2 p.m.) es si la Fed decidirá dar un paso más allá y proyecte un ritmo más acelerado de la normalización de su política monetaria.

En el encuentro de marzo, el equipo liderado por Jerome Powell determinó el primer incremento de la tasa en el año, estimando dos alzas adicionales en 2018. Sin embargo, las cifras de la primera economía mundial podrían cambiar el análisis el panorama del ente rector, pasando a considerar un total cuatro ajustes para este año.

Datos de inflación por encima de la meta de 2% del central, incluyendo al IPC subyacente que subió 2,2% el mes pasado, no son los únicos factores que podrían llevar a pisar el acelerador.

“El bajo desempleo (de 3,8%) y la aceleración en algunas medidas salariales también apuntan a una presión inflacionaria incipiente, por lo que nuestra previsión es un aumento de la tasa mañana y dos aumentos adicionales en 2018, seguidos por tres el próximo año”, señaló a Pulso Charles Seville, jefe de calificaciones soberanas en América del Norte de Fitch.

Su opinión es compartida por Joel Naroff, jefe economista de Naroff Economics Advisors, quien plantea que si los precios siguen subiendo, aunque sea lentamente, “cuatro alzas de tasas este año es una suposición razonable”.

El experto, que ha sido destacado por Bloomberg entre los pronosticadores más asertivos, plantea que la economía de EEUU “puede lidiar” con más de tres incrementos en 2018 y que el central prefiere avanzar en ese dirección para estar preparado para prestar el alivio necesario si se presenta una desaceleración en el futuro.

Alerta en emergentes

Aunque todo parece cuadrar en Estados Unidos, una normalización de su política monetaria más rápida de la esperada no es la mejor noticia para los mercados emergentes.

“Sabemos que cada país debe decidir su política en función de las circunstancias internas, pero tenga en cuenta que debe tener en cuenta las acciones y el impacto de sus acciones en otros países, especialmente en los mercados emergentes”, advirtió Perry Warjiyo, presidente del banco central de Indonesia, la semana pasada.

Sus declaraciones van en línea con las de su par de India, Urjit Patel, quien previamente indicó que la desaceleración del ritmo del retiro de estímulos de la Reserva Federal respaldaría el crecimiento mundial.

En tanto en Sudáfrica, el gobernador del banco central de, Lesetja Kganyago, indicó que si bien la Fed está comunicando sus intenciones, su trabajo se está complicando por las políticas de Donald Trump. “Nadie entendió que EEUU podría embarcarse en todas estas políticas (…) No creo que hayan tenido en cuenta desde mucho antes que habría un estímulo en la economía desde el fisco”.

Chile no está ajeno

Una acelerada normalización de tasas en EEUU también inquieta en nuestro país. De hecho en el más reciente informe de perspectivas globales de la OCDE, el organismo advertía que la economía nacional “seguirá siendo vulnerable a una normalización más rápida de lo esperado de la política monetaria de los EEUU”.

Alejandro Fernández, economista de Gemines, precisó que con cuatro alzas de tasas de la Fed es posible que el bono de 10 años del Tesoro se estabilice sobre 3% y que se fortalezca el dólar, ejerciendo una presión importante en las divisas de los mercados emergentes y en el valor de los commodities, incluido el cobre.

“Es un panorama menos favorable (…) Si uno tuviera la posibilidad de elegir, sería preferible que la inflación en EEUU no se aleje del la meta de 2% de la Reserva Federal y que, por lo tanto, la normalización de tasas sea muy gradual y sin ningún shock”, indicó.

Seguir leyendo