Los pasos que restan: el rol clave que tendrán los organismos reguladores en la compra del 24% de SQM


Además de que el acuerdo aún debe ser verificado por una junta de accionistas de Tianqi, hay un factor que será crucial para materializar su ingreso a la propiedad de SQM: el pronunciamiento de los organismos reguladores.

A nivel local, la Fiscalía Nacional Económica (FNE) debe referirse a la denuncia presentada por el exvicepresidente de Corfo, Eduardo Bitran, a días de dejar el cargo, advirtiendo a una posible concentración del mercado mundial del litio producto de la entrada de empresas chinas a SQM. Aún resta que la entidad declare admisible el recurso, aunque ya habría requerido información a la propia Corfo y la Comisión Chilena de Energía Nuclear (CCHEN).

“Nos hemos puesto a disposición de la Fiscalía Nacional Económica (FNE) para aportar más antecedentes sobre este mercado, de acuerdo al oficio presentado en marzo de este año. Esto en el marco del deber de colaboración entre instituciones públicas”, dijo ayer Naya Flores, Fiscal (S) de Corfo. Independiente de la denuncia de Corfo, la FNE debe analizar si la entrada de Tianqi a SQM genera una concentración de mercado en Chile. Oficialmente, el requerimiento está en etapa de admisibilidad.

El segundo factor para viabilizar el acuerdo a nivel local está justamente en la CCHEN, entidad que estableció como condición para aprobar un aumento de la cuota de extracción de litio que una venta, como la que realizará Nutrien, deba ser visada por el Tribunal de la Libre Competencia (TDLC)

Respecto de ello, SQM tiene 10 días hábiles para notificar al organismo del cambio en la propiedad, “para que éste ejerza las facultades legales que le competen en la materia”, dice la resolución de la CCHEN. De no hacerlo, puede causar la cancelación de la autorización de la CCHEN.

Pero cercanos al caso desestiman que la FNE vea signos de concentración, toda vez que Chile es un exportador neto de litio y el consumo local es practicamente irrelevante. Por ello, donde sí podría haber más demora es en los organismos regulatorios de los grandes países consumidores, principalmente China, que podrían acusar signos de concentración de mercado con esta operación.

Al respecto, uno de los activos a analizar sería Talison, operación australiana en la que Albemarle -que también tiene operaciones en Chile, en el salar de Atacama- y Tianqi son socias con el 50% cada una.

Seguir leyendo