Marcel: “Una regla fiscal creíble puede mejorar la confianza en la economía”

Autor: Pulso

El presidente del Banco Central, Mario Marcel, destacó los beneficios para las economías emergentes de que sus gobiernos adopten reglas fiscales.


El presidente del Banco Central, Mario Marcel, destacó la importancia de que los gobiernos cuenten con una regla fiscal para impulsar del crecimiento y dar mayor confianza a la economía.

Las reglas fiscales pueden ser buenas para la economía siempre que estén bien definidas, sean estables y la configuración institucional del país sea lo suficientemente sólida como para garantizar el cumplimiento, dijo Marcel en una exposición en un seminario organizado por Blavatnik School of Goverment de la Universidad de Oxford, en Londres, Inglaterra.

El economista advirtió que dado que los ciclos políticos son cortos existe la tentación de aumentar el gasto, situación que se ve agravada en las economías emergentes por sistemas débiles de control y una escasa rendición de cuentas.

Además de eso, precisó, las economías emergentes suelen ser más vulnerables a las turbulencias externas y, por lo tanto, necesitan acceso a los mercados internacionales de capital precisamente cuando estos son más reacios a prestarles.

Al respecto enfatizó que “una regla fiscal creíble puede mejorar la confianza en la economía además de disciplinar al formulador de políticas”.

Sin embargo, sostuvo que la experiencia positiva de un país determinado con respecto a una regla fiscal puede no ser fácil de extrapolar a una completamente diferente. Al igual que con las reglas monetarias, la configuración institucional del país es crucial, y una regla en sí misma seguramente no será efectiva a menos que vaya acompañada de un grado saludable de eficiencia en el sector público y responsabilidad por parte del responsable de políticas, señaló.

En este sentido sostuvo que al igual que con la política monetaria, siempre existe la preocupación de que las reglas puedan limitar la capacidad de los formuladores de políticas para reaccionar a través de las políticas ante los impactos que pueden afectar la economía, especialmente cuando estos shocks son grandes e inesperados.

Según Marcel existen cuatro grandes razones para que los gobiernos de economías emergentes adopten reglas fiscales: Primero, un compromiso creíble con una regla fiscal es un dispositivo efectivo para acelerar los beneficios de la disciplina fiscal. Segundo, una regla fiscal hace que sea mucho más fácil operar una regla de política monetaria. En tercer lugar, una regla fiscal ayuda a conciliar el presupuesto descendente con la programación operativa ascendente. Finalmente, las reglas fiscales bien diseñadas reducen la incertidumbre del financiamiento dentro del gobierno y amplían el horizonte de planificación de las políticas públicas.

 

 

Seguir leyendo