Mario Farren, el hombre de Citi que asume la Super de Bancos con desafío de nueva legislación

Desde la industria creen que el principal desafío será la nueva Ley de Bancos, y la fusión SBIF-CMF. Por su parte, el superintendente Eric Parrado ahora se centrará en el mundo académico.


Un ex profesor de Eric Parrado será quien lo reemplace como Superintendente de Bancos desde el próximo lunes: Mario Farren Risopatrón.

Desde la industria valoraron el anuncio considerando su experiencia en la banca, donde destacan sus 27 años al interior de Citi. De hecho, su último cargo fue como presidente y gerente general de Citibank de Perú, posición en la que estuvo desde enero de 2016 hasta ahora, luego de que decidiera renunciar para volver a Chile. Pese a que trabajaba en el país vecino, su nexo con Chile no terminó, ya que desde su posición en Perú también supervisaba a Citibank Ecuador y Citicorp Chile.

Y los desafíos que tendrá el nuevo líder de la Superintendencia de Bancos (SBIF) son varios. “No me cabe duda que el principal desafío es poner en marcha la nueva Ley de Bancos y mantener el nivel de solvencia y competitividad que tiene la banca chilena en el mundo”, comenta Jorge Awad, ex presidente de la Asociación de Bancos (ABIF) y ex director del Banco de Chile.

Por su parte, el presidente de la ABIF, Segismundo Schulin-Zeuthen, dijo que la Asociación valora el nombramiento “ya que tiene una destacada y larga trayectoria en el sector bancario, tanto en el ámbito nacional como internacional. Creemos que en la etapa tan importante que se encuentra la industria en la actualidad, su experiencia debiese facilitar la implementación de la nueva Ley General de Bancos una vez aprobada. Le deseamos todo el éxito en este desafío al nuevo regulador”.

Dentro de los desafíos que traerá la nueva legislación bancaria, se encuentra la fusión entre la SBIF y la Comisión para el Mercado Financiero (CMF), que se produciría dentro de un plazo de hasta doce meses desde la publicación de la ley. Adicionalmente, Farren llega al organismo en momentos en que no hay intendente de Supervisión tras la renuncia de Jorge Cayazzo.

A esto hay que sumar que está pendiente la aprobación de la operación para que BCI adquiera la cartera financiera de Walmart. Otro pendiente es la publicación de la nueva norma de provisiones, donde la industria no quedó conforme con la propuesta en consulta, pero aún queda por ver la versión final. De hecho, pese a que el regulador anticipó que el costo sería de unos US$275 millones a nivel de sistema, ejecutivos del sector señalan que la norma, tal como fue puesta en consulta, podría costar US$500 millones.

Otro de los desafíos es la emisión de prepago que ahora pueden comenzar a realizar entidades no bancarias, la que estará bajo la fiscalización de la Superintendencia.

Farren ingresó a Citibank en 1991 a cargo de Instituciones Financieras. Luego, asumió como gerente general de Citigroup Chile Corredores de Bolsa y hasta 1999 fue Country Treasurer de Citibank Uruguay. Entre 1999 y 2002 estuvo a cargo del negocio de foreign exchange online desde Citi Nueva York para América Latina. Más tarde, entre 2002 y 2007 fue Country

Treasurer de Citi Colombia y Citi Chile. Entre 2008 y julio de 2011 se desempeñó como gerente corporativo y de inversiones de Banco de Chile, y posteriormente, estuvo en México como director de mercados del Banco Nacional de México, CitiBanamex y de Accival Casa de Bolsa.

Nuevo rumbo de Parrado. Junto con el nombramiento de Mario Farren, el decreto que firmó el Presidente Sebastián Piñera acepta la renuncia de Parrado desde el 13 de mayo, quien estuvo a la cabeza de la SBIF desde 2014.

Desde el Gobierno valoraron su paso por la SBIF. De hecho, el mismo ministro de Hacienda, Felipe Larraín, incluyó un último párrafo en el comunicado que envió la cartera para anunciar el cambio de mando del organismo: “El Ministerio de Hacienda agradece a Eric Parrado por su gestión y compromiso con la institución en los últimos cuatro años”, agregó.

Aunque existía la posibilidad de que se mantuviera liderando la SBIF, el hoy exsuperintendente sentía que ya había cumplido un ciclo en el organismo, además de su mayor sintonía con el gobierno anterior.

Seguir leyendo