Fernando Gómez

Fernando Gómez

Socio de DVA Capital.

Pulso

Nordstrom Inc.

En particular, las expectativas para las tiendas por departamento, cuyas ventas agregadas se estiman en torno a los US$157.000 millones, no son muy auspiciosas.


Para nadie es novedad que las grandes cadenas de retail en EEUU están sufriendo los embates del e-commerce. Débiles cifras de ventas por local, la contracción de márgenes o el menor tráfico en los malls, son algunas de las razones que han contribuido al débil desempeño de las acciones del sector. En particular, las expectativas para las tiendas por departamento, cuyas ventas agregadas se estiman en torno a los US$157.000 millones, no son muy auspiciosas. Distintos análisis apuntan a que los ingresos de este segmento retrocederían -2,2% anual hasta el año 2020.

En este escenario, identificamos a Nordstrom Inc, una compañía que opera tiendas por departamento bajo dos marcas, con ventas anuales por US$15.400 millones millones y una capitalización bursátil de US$8.200 millones. En sus tiendas venden principalmente ropa, accesorios, carteras, joyas, perfumes y cosméticos. Mientras la marca Nordstrom (full-price) tiene un perfil premium y un mix de marcas más cargadas al lujo, las tiendas Nordstrom Rack (off-price) operan bajo el modelo de descuento.

Nordstrom Rack es la que ha experimentado un mayor dinamismo, con ingresos creciendo a una tasa de +17% anual compuesto en los últimos 8 años versus el +2% anual del formato full-price. Asimismo, entre los años 2010 y 2018 su peso en el mix total de ingresos aumentó desde 17% a 32%. Este crecimiento vino de la mano de una mayor apertura de tiendas Nordstrom Rack. Lo anterior no ha convencido del todo a los analistas, que apuntan a que esta estrategia ha sido gran responsable de la caída en márgenes evidenciada entre los años 2011 y 2017.

Un aspecto destacado tiene relación con las ventas online. Actualmente la compañía genera cerca de un 25% de sus ingresos a través de este canal, y al igual que en el caso de las tiendas físicas, lo hace principalmente a través de dos marcas: nordstrom.com y nordstromrack.com. Además, también venden a través de un sitio web al que se accede por membresía y permite obtener mayores descuentos sobre distintos productos de lujo (hautelook.com). Si bien es un porcentaje relevante, existen dudas respecto a si la compañía será capaz de competir contra un gigante como Amazon y así mantener la velocidad con que han venido creciendo las ventas a través del canal online (+27% anual entre 2010-2018).

Por otra parte, una tendencia que podría consolidarse en el tiempo tiene relación con la aparición de retailers de especialidad, como lo que hoy podría ser Ulta Beauty (cadena enfocada principalmente en productos de belleza). Es probable que, apuntando a esta tendencia, Nordstrom esté probando un nuevo formato de tienda: Nordstrom Men, tres pisos en Nueva York con productos sólo para hombres.

Finalmente, en términos de valorización, las acciones de Nordstrom actualmente muestran un múltiplo P/U forward (12 meses) de 14,5 veces, lo que se compara con su promedio de 15,41 veces (5 años) y con las 16,75 veces del S&P-500. Es importante mencionar que durante 2017 los controladores de la compañía (31% de la propiedad) realizaron una oferta para deslistar las acciones, la que finalmente fue rechazada a comienzos de 2018. A pesar de esto, la familia controladora no descarta perseverar en este intento en lo que resta de este año.

*El autor es socio de DVA Capital.

Seguir leyendo