Ignacio Guerrero

Ignacio Guerrero

Subsecretario de Economía

Pulso

Pago Oportuno: nivelando la cancha


Los emprendedores representados en la pequeña y mediana empresa, no solo representan a un actor fundamental para el desarrollo económico de Chile, sino que también son parte esencial de nuestra identidad como país. Ellos son el alma de nuestra clase media y en su ADN coexisten valores tan importantes como el esfuerzo y la perseverancia, los que queremos promover y multiplicar como Gobierno.

Por lo mismo, el Presidente de la República, Sebastián Piñera, se comprometió en su período de campaña en ayudar y dar oxígeno a los casi dos millones de emprendedores que existen en el país para que puedan llevar sus iniciativas adelante y verlas crecer. Para que esta misión se cumpla, tenemos que darle más oportunidades, mejor financiamiento para capital de trabajo, para inversión, para innovación, ya que de no hacerlo se ahogará esa capacidad de innovar, emprender y crecer.

Hoy, muchas pequeñas y medianas empresas son víctimas del pago tardío, es decir, entregan sus bienes y servicios, que con tanto esfuerzo producen y, sin embargo, no reciben el pago en forma oportuna. La base del problema consiste en que el comprador recibe un crédito por parte del proveedor, donde sólo una de las partes fija las condiciones y el otro tiene que aceptarlas. Y eso no es una relación justa ni simétrica.

Por esta razón, desde el Ministerio de Economía se creó un grupo de trabajo por el “Pago Oportuno”, en que participaron representantes de las pequeñas y grandes empresas quienes compartieron sus diagnósticos y propuestas, lo que nos permitió elaborar una serie de indicaciones e incorporarlas a un actual proyecto de ley.

Entre las medidas, vamos a acotar los plazos de pago de las facturas a un máximo de 60 días, y a partir de ese día -o menos, si las partes así lo concuerdan- se van a empezar a devengar intereses en favor de quien vendió el producto o el servicio, independientemente del tipo de empresa que se trate.

Se establecerá la obligación de la emisión electrónica de la guía de despacho, igual como se emite electrónicamente la factura, lo que permitirá tener información en línea oportuna, de forma tal de acercar el momento en que se emite la guía de despacho y en que se emite la factura.

Se limitará el cambio del valor original de la factura una vez que sea aceptada por parte del comprador. Después de ocho días, no se va a permitir la realización de notas de crédito que disminuyan el valor de esa factura y se buscarán otros mecanismos si hay que hacer compensaciones entre el comprador y el vendedor.

También, creemos que es importante generar una cultura de Pago oportuno, visibilizando quienes son buenos o malos pagadores. Es por ello, que incentivaremos para que las empresas publiquen su historial, política y sistema de resolución de controversias en materia de pago a proveedores.

Con estas medidas estamos enfrentando un problema de principios: las relaciones entre una empresa y sus proveedores deben regirse por los principios del respeto a la libre competencia, la buena fe y la lealtad entre las partes. Condiciones que muchas veces no se cumplen, pero que nos comprometemos a promover. El Pago Oportuno nos permitirá nivelar la cancha para que emprendedores y proveedores puedan consolidarse en la ruta del crecimiento.

 

Seguir leyendo