El peso argentino es la moneda que más se apreció en el mundo

Luego de alcanzar un máximo histórico en la sesión de ayer, la moneda trasandina revirtió el escenario y cerró con alza de 3,86%. A su vez, la Bolsa de Buenos Aires se mantuvo en terreno positivo y acumula cinco jornadas de ganancias.


De rezagado a líder: el peso argentino repuntó y es la única moneda de mercados emergentes que se apreció este martes, además de liderar el listado de las mayores alzas en el mundo. La jornada de ganancias ocurrió antes de una subasta clave de letras del banco central.

La moneda subió 3,86% a 24,05 unidades por dólar al cierre en Buenos Aires, luego de haber caído a un récord de 25 por dólar la jornada de ayer, un nivel que el banco central tendría como piso y estaría dispuesto a defender con US$5.000 millones de reservas.

Además, las autoridades afirmaron que este martes venderían bonos BOTE con vencimientos en 2023 y 2026.

“La caída del peso en los últimos días fue de jugadores locales, y los extranjeros estaban esperando que el peso se ajustara para ingresar”, dijo Alejo Costa, estratega jefe para Argentina de BTG Pactual Argentina. “Las noticias de venta de bonos fueron lo suficientemente interesantes como para alentar un punto de entrada”, agregó.

En lo que va del año, la moneda argentina se ha debilitado más de 23% este año, generando una venta masiva en los mercados de deuda y de acciones. Lo anterior, ha enfriado la actitud de los inversionistas sobre el plan económico del presidente Mauricio Macri.

Con todo, el compromiso del Central con los bancos durante el fin de semana -para evitar una venta generalizada que supere los 25 por dólar- parece haber funcionado, al menos por ahora.

Ahora, los inversionistas centran su atención en los resultados de una subasta de Lebacs de aproximadamente US$30.000 millones tras el cierre del mercado, ya que el banco central necesita refinanciar las letras antes que expiren el miércoles.

En tanto, el mercado de acciones argentino se mantuvo en terreno positivo. Al término de las operaciones, el Merval -principal indicador de la plaza bursátil trasandina- apuntó ganancias de 0,93%. Así, la Bolsa de Buenos Aires acumula un avance de 16,93% en las últimas cinco sesiones.

Por su parte, el gobierno afirmó que la caída de la moneda probablemente reducirá el crecimiento económico y evitará que cumpla con la meta de inflación para este año.

Desde que la depreciación del peso se aceleró hace unas tres semanas, el banco elevó la tasa de interés clave al 40%, el gobierno estableció un menor déficit fiscal y Argentina comenzó a negociar con el Fondo Monetario Internacional un crédito stanby de aproximadamente US$30.000 millones.

Seguir leyendo