Subsecretaria de Previsión Social, María José Zaldívar: “Aumentar la edad de jubilación sin tener un mercado laboral potente, podría ser perjudicial”

La autoridad aseguró que “por nuestra legislación y estructura no es necesario aumentar la edad de jubilación”, aunque enfatizó en la urgencia de elevar las cotizaciones para mejorar las pensiones. “Tenemos que pasar del discurso a la acción”, comentó.


Tras una semana marcada por la agenda de la mujer y el anuncio del Presidente Sebastián Piñera de un paquete de medidas para avanzar en la equidad de género, la subsecretaria de Previsión Social, María José Zaldívar, dijo ayer que “no puede ser que las mujeres no estén presentes en el mercado laboral con toda la potencia que ellas pueden aportar”. Esto, durante su participación en el webshow #ElPulsodelosNegocios. Asimismo, enfatizó en la urgencia de aumentar las cotizaciones para mejorar las pensiones, aunque sostuvo que “por nuestra legislación y estructura, no es necesario aumentar la edad de jubilación”.

Hace una semana estuvo en este programa el economista Bernardo Fontaine quien sostuvo que “por los próximos 20 años vamos a tener pensiones muy malas y necesitamos mejorarlas”

¿Comparte?

-Lo que él plantea es cierto y si no hacemos algo más que conversar y evidenciar el problema esto va a ser una realidad. Tenemos que pasar del discurso a la acción. Lamentablemente nosotros tenemos todos los antecedentes respecto de que esto va a ocurrir hace muchísimos años y hemos ido postergando las acciones concretas que hay que tomar. Por eso, en primer lugar, creo que estamos en un escenario que es bastante propicio, independiente de que es complejo, porque coincidimos en el diagnóstico: las pensiones no son buenas, no van a mejorar por obra del Espíritu Santo, hay que hacer cosas y hay que hacerlas ya. Parte de esas medidas son las que tenemos que impulsar a través de proyectos de ley y también de cambios conductuales.

¿Y por qué se ha retrasado esa acción, considerando que ha habido comisiones como la liderada por Mario Marcel y David Bravo que apuntaban a aquello?

-La Comisión Marcel fue importantísima en la historia previsional de nuestro país, porque logró entregar soluciones a un problema muy complejo; el de las personas más vulnerables, al establecer y crear un pilar solidario que claramente le cambió la cara a los adultos mayores. Además, evidenció que teníamos otros problemas de los cuales no nos hemos querido hacer cargo: el tema de los independientes, que se ha ido postergando año a año porque efectivamente no es un tema que sea muy políticamente ganancial, es un tema complejo, pero que hay que asumir porque los independientes en este momento no sólo pueden acceder a pensiones que no son buenas, sino que además no tienen cobertura del sistema previsional, no tienen licencia médica, no tienen derecho a pre y post natal. Tenemos que hacernos cargo de esta realidad previsional en forma íntegra y no podemos seguir pensando que mejor que sea otro el que asuma el costo.

¿Qué va a pasar con este proyecto de ley para la cotización de los independientes?

-Aquí hay un escenario que es bien complejo. En este momento los independientes están obligados a cotizar por la totalidad de sus ingresos a partir de la Operación Renta 2019, es decir que a partir de enero del 2018 debieron haber estado cotizando en forma mensual y que -si no lo hicieron- el próximo año les van a descontar todos los recursos necesarios para cumplir con la totalidad de su obligación previsional, aproximadamente el 16% de los ingresos. Estamos buscando cuál es la mejor manera. La gradualidad hay que hacerla de tal manera, en que vayan teniendo cobertura, pero que no se vean afectados en forma significativa en sus ingresos.

Volviendo al proyecto de reforma previsional ¿es urgente aumentar las cotizaciones en cuatro puntos?

-Es fundamental. En este momento tenemos una cotización de 10% y queremos financiar con 20 años de cotización 40 años de sueldo completo, matemáticamente no alcanza. Aumentar en cuatro puntos es fundamental, no hay opción. Es bien importante que esto ha tenido un amplio consenso, es una cotización de cargo del empleador y los empleadores están de acuerdo. Obviamente, hay que hacerlo con gradualidad, el mercado laboral está íntimamente relacionado con el tema previsional, tenemos que fortalecer el mercado laboral y que en ningún caso se ponga en riesgo la formalidad.

¿Y elevar la edad de jubilación?

-Yo considero que por nuestra legislación y estructura, no es necesario aumentar la edad de jubilación. Porque es una edad referencial a partir de la cual yo podría jubilar si quisiera. Si tengo claro esto, tengo trabajo y me siento con capacidad para seguir aportando, lo ideal es que se postergue, pero eso es parte de la educación previsional que tenemos que hacer. Mientras no tengamos un mercado laboral lo suficientemente robusto para absorber a estas personas, estaríamos generando una posición súper compleja. Hoy una persona que queda cesante a los 50 años le cuesta muchísimo encontrar trabajo y no puede disponer de sus fondos previsionales porque no cumple los requisitos. Por lo tanto, aumentar la edad de jubilación sin tener un mercado laboral potente que dé la posibilidad que todos los adultos entre 65 y 70 años puedan tener trabajo efectivo, resultaría una medida que podría ser perjudicial.

¿Tanto para hombres como para mujeres?

-Tanto para hombres como para mujeres.

¿Cómo ve el panorama para el proyecto en el Congreso?

-Que la discusión vaya a ser fácil o difícil no puede ser obstáculo para proponer las cosas que uno considera correctas. Esta es una reforma que si no se aprueba por un amplio margen no va a ser la reforma de consenso que necesitamos.

Seguir leyendo