La Tercera

Manifiesto de Leo Caprile: “He escuchado sobre episodios de acoso sexual en la televisión”

"He sido testigo de situaciones con un tono cargante y fuera de lugar. No podría acusar a nadie, porque estos hechos no me constan. Es algo que sucede en todos lados y que debemos cambiar".

Fue difícil decirle a mi papá que iba a dejar la radio. Tenemos una relación muy especial, porque trabajamos en lo mismo. Él estuvo 60 años consecutivos trabajando como locutor y yo apenas 36, por lo que no entendía mi necesidad de parar un rato. Pensaba que estaba enfermo o que me habían echado. Lo que pasó fue que me cansé de estar haciendo siempre lo mismo. Creo que la radio necesita urgentemente buscar otros caminos y en eso estoy ahora. Quiero experimentar una propuesta más personal.

La solución para la crisis en TVN está en el mismo canal. Cuando llegué, acepté condiciones que no habría aceptado en otra parte. Encontré un lugar con personas con mucha pasión, amor y orgullo de estar acá. Aquí la gente lo pasó mal y esta oportunidad es el justo premio a ese dolor. Estoy seguro de que esta empresa es absolutamente viable, con todas las lecciones aprendidas y la camiseta más puesta que nunca.

Soy un eterno luchador en contra del lugar común. Amo el lenguaje y hay cosas que no puedo soportar. El idioma es muy amplio y tenemos que aprovecharlo. ¡Aprovechemos las palabras!

En mi parcela tengo un bar. Es el lugar donde atiendo a mis amigos, me tomo unos tragos y lo pasamos bien. Tiene luces de neón y una caja registradora. También hay una cocina grande, mi vicio es cocinar. Mi caldillo de congrio es famoso. Esa parcela es un lugar hermoso que construimos con mucho esfuerzo. Su belleza está en su sencillez y su entorno natural. Más adelante espero pasar allá todo mi tiempo. Estoy arraigado absolutamente.

Me titulé de Diseño y a los dos meses estaba trabajando en la radio. Nunca pensé que los medios de comunicación iban a ser mi vida. Entré a estudiar Diseño porque me gustaba pintar. Cuando salimos de la universidad, acompañé a un amigo a pedir trabajo en la Radio Agricultura y me contrataron a mí. A la semana ya estaba leyendo las noticias. Me di cuenta de que la radio siempre fue lo mío.

En dictadura vi camionetas transportando cadáveres. Diría que mi familia la pasó ‘piola’, pero conocí gente que lo pasó realmente mal. Me tocó ver brutalidad y barbarie. Esto me permite hacer una reflexión. Nosotros no calificábamos para salir al exilio, pero los que nos quedamos en Chile también tenemos un nivel de heroísmo. La gran mayoría tenía una gran pena, porque tuvieron que agachar la cabeza y obedecer a la clase militar. Yo formé mi pensamiento político observando esas injusticias.

“Echo de menos cuando no me piden fotos en la calle”.

Me encantaría entrar en política, pero no creo en los partidos. Me han ofrecido cargos en mi zona, pero tengo dos grandes dificultades. La primera es que me da una lata atroz que digan que estoy aprovechándome de mi fama. Tengo la preparación suficiente y un sentido súper republicano. Mi otro problema es que no estoy en línea con los partidos. Si mañana se inaugura el partido de los libres pensadores, ahí voy a militar.

El día que no te piden fotos en la calle, lo echas de menos. Es raro cuando no te piden ninguna foto, empiezas a pensar que estás desapareciendo.

Soy melómano y no creo que haya música mala. Me gusta escuchar de todo, dependiendo de mi estado de animo. Últimamente he estado escuchando a los cantantes de los años 40. También escucho a la Banda Conmoción, Chico Trujillo y Andrés de León. Hay que estar abierto a todo.

He escuchado sobre episodios de acoso sexual en la televisión. También he sido testigo de situaciones con un tono cargante y fuera de lugar. No podría acusar a nadie, porque estos hechos no me constan. Es fácil decir que existe el acoso sexual sin decir quién fue el culpable. Es algo que sucede en todos lados y que debemos cambiar. Las mujeres nos están dando una gran lección al reivindicarse frente a estas agresiones.