La Tercera

Caso de Débora Pérez: ¿Cuáles son los riesgos de realizarse una endoscopía?

Hace tres días la periodista y diputada argentina, Débora Pérez falleció durante un examen de endoscopía en el Sanatorio de la Trinidad de Palermo, el cual doctores especializados lo califican como un hecho “extremadamente raro” en procedimientos como éstos. Producto de esta repentina muerte se abrió una investigación judicial la cual fue titulada como “homicidio culposo” por la Fiscalía argentina.

Profesionales de la salud explicaron que los riesgos de fallecer durante un procedimiento médico como éste son muy bajos o mínimos, sobre todo en procedimientos ambulatorios.

Según el canal argentino TN, luego de que se le practicó la autopsia a la periodista se reveló que tenía cortes y perforaciones en el estómago y el esófago, lesiones que son parte de los riesgos de practicarse una endoscopía.

El doctor Marco Guerrero, Jefe de Anestesiología de la Clínica Las Condes explica que el endoscopio, instrumento para practicar la endoscopía puede causar daños en las paredes del esófago o el estómago, pero solo en los casos en que los tejidos sean débiles.

“(El endoscopio) es un instrumento flexible, no tienen filo, pero de todas manera puede, en el contexto de un paciente que tenga una inflamación, sobre todo con tejidos débiles, por decirlo de alguna manera, ese instrumento puede hacer una perforación y habitualmente son pequeñas perforaciones”.

Así mismo lo aclara el doctor Pablo Cortés, Gastroenterólogo de la Clínica Alemana que al tratarse de una endoscopía digestiva alta, el cual se habría practicado la periodista “es un examen para mirar el esófago, el estómago y el duodeno. Es un examen invasivo por lo que implica algunos riesgos que son bajos, que se describen uno en miles de pacientes que podría tener una complicación por hacerse este examen”.

Riesgos que se pueden traducir al momento de “inflar con gas” para separar las paredes del esófago del paciente para que el instrumento vaya ingresando hacia el interior. Cuando termina el examen, se va retrocediendo y ese mismo gas se va aspirando. “Si hay una perforación ese aire puede pasar al abdomen, al tórax, etcétera, y eso puede causar un paro cardiorrespiratorio”, explicó Guerrero. “Si esa fue la razón (de su muerte) aquí estamos hablando de un accidente, de algo desgraciado y que es grave”.

Por otro lado existen otros riesgos durante las endoscopías que es la sedación. “Habitualmente los pacientes se sedan, es decir, poner medicamentos para que estén más dormidos durante el examen”, explica el gastroenterólogo. Para ello se ocupan dos tipos de sedantes: un medicamento intravenoso parecido a los utilizados para dormir o la anestesia, donde debe estar el anestesista presente.

“En ambas el riesgo es la depresión respiratoria, que los medicamentos pueden hacer que los pacientes respiren menos y es fácil de manejar, aportando oxígeno, pero si uno no se está atento a la parte respiratoria esa depresión respiratoria puede llegar a comprometer la respiración de forma completa y la parte circulatoria y ahí viene un paro cardiorrespiratorio”, explicó el doctor Cortés.

Riesgos que se pueden evitar si es que se sigue ciertos protocolos como “conocer las patologías del paciente y ver por donde podría haber un riesgo para prevenir. Durante el procedimiento se toman medidas como revisar las dosis de anestesia que se administra a los pacientes, chequear cada uno de éstos por el equipo medico para no dar dosis más alla de la recomendada y monitorear al paciente”, detalló Cortés.