“La galantería no es una agresión machista”: artistas francesas firman manifiesto contra “puritanismo sexual” de #MeToo

Autor: R.A.M.

"La violación es un crimen. Pero cortejar de forma insistente o torpe no es un delito", dice el documento que causó polémica en Francia.


Como una forma de contrarrestar el movimiento “Time’s Up”, una iniciativa para proporcionar apoyo legal a mujeres y hombres que han sido acosados sexualmente, 100 artistas francesas decidieron crear su propio manifiesto para “defender la libertad de importunar de los hombres” y hacer frente a la campaña de declaraciones tardías tras el caso Harvey Weinstein.

La declaración, publicada este martes 9 de enero en el diario Le Monde, consigna que si bien es legitima “la toma de conciencia sobre la violencia sexual contra las mujeres, especialmente en el lugar de trabajo” creen que campañas como las impulsadas por Hollywood “se vuelven todo lo contrario: nos invita a hablar como es debido, a hacer callar lo que nos enoja y quienes se niegan a plegarse a ellas son vistas como traidoras, ¡cómplices!”.

La misiva, firmada por destacadas artistas como la actriz francesa Catherine Denueve, la cantante Ingrid Caven y la escritora Catherine Millet, destaca además que han habido hombres que han tenido que renunciar al ejercicio de su profesión cuando “su único error fue haber tocado una rodilla, tratar de obtener un beso, hablar de cosas íntimas o haber enviado mensajes de connotación sexual a una mujer que no sentía atracción recíproca”.

Para el colectivo, la campaña generada en redes sociales no es más que “una fiebre de enviar cerdos al matadero” y que no se enfoca en “ayudar a las mujeres a ser autónomas”. Agregan que el hashtag como el #MeeToo sólo sirve “a los enemigos de la libertad sexual, a los extremistas religiosos y a quienes estiman que las mujeres son seres apartes, niñas con caras de adulta”.

“La violación es un crimen. Pero cortejar de forma insistente o torpe no es un delito, ni la galantería una agresión machista”, explica el documento.

Denueve, de 74 años, ya había mostrado su posición en público al defender en televisión a Roman Polanski, acusado de violar a una menor de edad hace 40 años, asegurando que el cineasta seguramente no sabía la edad de la joven. “Siempre le han gustado las chicas jóvenes. Siempre he pensado que la palabra violación era excesiva” dijo en aquella oportunidad.

Seguir leyendo