La polémica que frenó la aprobación del Ministerio de Ciencia

Foto: AgenciaUno.

Debate en torno al uso de patentes científicas retrasó ayer su aprobación en el Congreso y la iniciativa ya no alcanzará a ser ley dentro del actual gobierno.

El gobierno tenía previsto sacar el proyecto de Ministerio de Ciencia, Tecnología e Innovación durante 2017; luego, en enero de este año, pero la discusión de la iniciativa se dilató en el Congreso. Esta semana era la última oportunidad del Ejecutivo para conseguir la aprobación antes del fin del gobierno de Michelle Bachelet, pero el miércoles, en su último trámite, el Senado resolvió zanjar en una comisión mixta dos temas que no han generado consenso: el uso de las patentes generadas con recursos estatales y el número de seremis que contiene el proyecto, ya que originalmente se contemplaban cuatro en igual cantidad de macrozonas, y no una por región.

Mario Hamuy, asesor científico de la Presidencia, dice que entiende las aprensiones de los senadores, pero que espera que a la brevedad se constituya la comisión mixta para poder despejar las discrepancias que surgieron en estos dos artículos. “En cuanto al futuro, como ya lo hemos dicho, existe un consenso amplio sobre la urgencia de tener una nueva institucionalidad, por lo tanto, tengo confianza que habrá ministerio muy pronto”, dice.

La controversia por las patentes la introdujo el diputado de Revolución Democrática Giorgio Jackson, el pasado martes, al solicitar modificaciones a la iniciativa, ya que no estaban de acuerdo con algunos cambios que hizo el Senado al proyecto original. El parlamentario explica que la iniciativa elimina las barreras para que los científicos patenten sus invenciones (hoy deben devolver los recursos fiscales antes de hacerlo si lo realizaron con dineros de Fondecyt) y le permite al Estado tener una licencia para usar esos descubrimientos. Sin embargo, asegura que el Senado modificó la propuesta a tal punto que el Estado prácticamente no tendrá posibilidad de hacer uso de ellas, por ejemplo, en caso de nuevos fármacos.

“El Senado le había puesto una frase que decía que esta licencia puede ser utilizada solo en el caso de que el privado no la utilice, entonces prácticamente nunca. Lo que hicimos fue eliminar esa frase para que el Estado pudiera hacer uso de esa licencia cuando existiera algún bien superior que proteger”, explica Jackson.

El senador UDI Juan Antonio Coloma dice que hay un debate en torno a la propiedad intelectual de las patentes. “La innovación que hizo la Cámara de Diputados, por una estrecha mayoría, es muy dura, porque establece, en el fondo, que el Estado es coparte de la patente que ese científico obtuvo y a nosotros eso nos parece que no es procedente”.

El senador PPD Guido Girardi explica que vale la pena revisar las observaciones que se hicieron desde el Frente Amplio. “A mí me parece que es importante que cuando hay fondos públicos en materia de investigación y se desarrollan inventos, innovaciones, exista una política de que el creador pueda patentar, y dado que hay recursos del Estado, este pueda ser socio de esta patente”.

El senador agrega que independiente del cambio de gobierno, el proyecto se aprobará durante marzo, ya que la comisión mixta solo debe zanjar dos puntos.

Hamuy prefiere no profundizar en las diferencias que generaron controversia en el Congreso y reitera la necesidad de una nueva institucionalidad. “El poder político que entrega sentarse a la mesa con los demás ministros en igualdad de condiciones es fundamental para que la generación de conocimiento tenga el lugar que nuestro país necesita, porque es la única manera de alcanzar el desarrollo”, afirma.

Seguir leyendo