Los personajes que influyen en la Generación Z chilena

Desde Barack Obama hasta Francisco Saavedra figuran en estudio sobre quienes tienen entre 10 y 24 años.


Desde Barack Obama hasta Francisco Saavedra, los influenciadores en la mente de los Centennials son múltiples y provienen de diversas categorías. Así lo demostró el estudio “Z-entennials chilenos”, que constató que un 41% de los jóvenes que tienen entre 10 y 24 años en el país prefiere guiarse por las recomendaciones de una celebridad a la hora de comprar y seguir nuevas tendencias.

La investigación, realizada a 835 jóvenes provenientes de Santiago, Antofagasta, Concepción, Viña del Mar y Valparaíso, estableció diversas categorías para encasillar a las celebridades más seguidas en redes sociales por la llamada generación Z, dentro de las cuales destacan Zac Efron y Scarlett Johansson entre los influenciadores más guapos, Lionel Messi y Cristiano Ronaldo como ídolos deportivos y Barack Obama entre los más inspiradores.

“Los Centennialls son una generación que busca representarse en personajes que sean lo más humanos, cálidos y cercanos posibles. Todos son personas con las que se puede establecer cercanía tanto a nivel emocional como físico gracias a las redes sociales, y si bien estas pueden ser grandes celebridades nacionales o internacionales, los jóvenes pueden comentar, postear o preguntar algo y siempre existirá la esperanza de que puedan responder”, dice Christian Oros, director y sociólogo de Kawésqar Lab., firma a cargo del estudio.

Según explica Oros, el concepto de influencer o líder de opinión está determinado por cuatro atributos: transmisión de confianza, credibilidad, cercanía y afinidad con los intereses de su audiencia, características de las que no están exentos algunos chilenos. Francisca Valenzuela, Mon Laferte y Denisse Rosenthal destacaron en la categoría “secas y estilosas” por su popularidad en el rubro de la música, mientras que Francisco Saavedra y Nano Stern fueron algunos de los chilenos mencionados dentro del grupo de los “pequeños ídolos” por su notoriedad en sus nichos específicos.

El estudio además constató una creciente pérdida en la relevancia de las marcas para este segmento, fenómeno que según los investigadores representa una de las diferencias más significativas respecto a los Millennials, generación que los antecede. El 44% de los encuestados de entre 14 y 22 años afirmó no tener una marca preferida en cuanto a vestuario y un 38% aseveró lo mismo a la hora de comprar calzado, asegurando que valoran la calidad del producto por sobre la marca.

“Los Millennials buscan validar su identidad a través de las marcas, diferente a los Centennials, en los que la búsqueda de estereotipos ya no es relevante. Esta generación ya no necesita vestirse con Adidas para ser interpretada, ahora ellos son su propia marca y desde ese punto de vista buscan elementos y productos que les permitan construir esa identidad”, dice Alejandra Zulueta, socióloga en Kawésqar.

Denominados también como dream makers, la Generación Z se caracteriza por ser menos rebelde, más pragmática, informada y conectada. Un 73% ahorra para cubrir cualquier eventualidad futura y un 86% tiene una tarjeta de cuenta propia, mientras que un 27% genera su propio dinero, siendo considerados por los expertos como una de las generaciones más conscientes e independientes del último tiempo.

“El dream maker se refiere al ejecutar, a hacer que las cosas pasen, a tener un sueño y hacer todo lo posible para que se haga realidad. Esta es una generación consciente, que entiende que para lograr algo tiene que esforzarse y trabajar, valorando conceptos como la estabilidad y la responsabilidad”, dice Zulueta.

#Tags


Seguir leyendo