La Tercera

Nuevo gobierno fortalecerá programa Elige Vivir Sano

Emilio Santelices, ministro de Salud.

Emilio Santelices, futuro ministro de Salud, dice que el programa creado por Cecilia Morel se reforzará con otros ministerios, como Salud, Educación y Vivienda.

“Es fundamental entender que la obesidad mórbida está asociada a diabetes, hipertensión, y enfermedades osteomusculares y cardiovasculares”. Así comienza a responder el próximo ministro de Salud, Emilio Santelices, cuando se le consulta por el alto porcentaje (3,2%) de habitantes que hoy sufre obesidad mórbida en el país (ver nota página 2).

A su juicio, el gran desafío sanitario del país son hoy las enfermedades crónicas y dentro de ellas la obesidad y el sobrepeso. Para enfrentarlo, la nueva cartera se han planteado tres ejes: cómo avanzar en la promoción y prevención de salud, el fortalecimiento de la atención primaria y buscar la forma de lograr que las personas tengan una mayor adhesión a su tratamiento. En el caso de la obesidad, Santelices señala que para mejorar la salud de la población la clave está en un abordaje integral, como política pública de mediano plazo y desde distintos sectores, y por ello confirma el fortalecimiento del programa Elige Vivir Sano.

El plan fue lanzado por la primera dama Cecilia Morel durante el primer gobierno de Sebastián Piñera, pero reformulado en la administración de Michelle Bachelet, que además le sacó el apoyo de las empresas privadas y lo traspasó al Ministerio de Desarrollo Social.

“Elige Vivir Sano ha sido un tremendo avance como política pública para abordar este tema porque precisamente lo que hizo fue tomar esta mirada intersectorial y trabajar desde toda las políticas, generado tareas específicas para cada una de los ámbitos, pero siempre apuntando a generar un ambiente saludable y que facilitara una vida saludable a la población. La obesidad se combate desde ahí”, dice el nuevo ministro de Salud.

El programa llegará en este segundo período reforzado, por eso Santelices se refiere a él como “Elige Vivir Sano 2.0”. El programa seguirá instalado en el Ministerio de Desarrollo Social y desde allí se profundizará el trabajo con otros ministerios, como Salud, Educación, Vivienda, Deporte y todas las instituciones que puedan aportar a disminuir la obesidad y el sedentarismo.

Un equipo multidisciplinario trabajó y discutió distintas propuestas que ahora están en manos de las nuevas autoridades de este ministerio. Una de ellas es la “tarjeta verde”, una herramienta que ha funcionado en países desarrollados y que permite descuentos en frutas y verduras para familias del primer y segundo quintil de familias con niños obesos de menos de seis años para estimular la alimentación saludable. “Estamos en el séptimo lugar de los países que más comen productos envasados”, recuerda.

También plantea, por ejemplo, que el Ministerio de Educación mantenga una política de colegios abiertos para que las familias puedan usar esos espacios para la actividad física. “Tenemos que desarrollar en conjunto, con el Ministerio del Deporte, Vivienda y Educación, iniciativas para que todas las ciudades sean un gran espacio recreacional”, dice.

En los mismos colegios también esperan aumentar las horas de educación física y realizar actividades para que, sobre todo los más chicos, aprendan de alimentación saludable, considerando los altos índices de obesidad de los menores de seis años.

También menciona, de la mano de Elige Vivir Sano 2.0, el “Sello Elige Vivir Sano”. La idea, explica, es que los colegios que se comprometan a fomentar la vida saludable, con kioscos más sanos, más actividad física, política de espacios abiertos y otras herramientas para el control de la obesidad puedan tener un distintivo que los destaque por sobre los demás. Lo mismo con los barrios y comunas.

“Cuando se analizan las tasas de obesidad, estas son mayores en los quintiles de menores ingresos. Por lo tanto, dentro del programa se contempla que pueda existir mayor apoyo e incentivo en colegios más vulnerables de los primeros y segundo quintil para apoyarlos en el desarrollo de estas iniciativas y así sacar a los niños de esa condición”, señala Santelices.

Asegura que uno de los errores para tratar el problema ha sido trata la obesidad y el sobrepeso desde una mirada “medicalizada” de la salud. “La complejidad de los problemas de la población da cuenta de que el trabajo intersectorial es clave. En salud, se hace mucho más visible. El trabajo tiene que ser del Ministerio de Desarrollo Social, pero el compromiso de los otros ministerios y de Salud, entre ellos, tiene que ser tan importante como las tareas propias de cada cartera”, insiste.