Radiotelescopio ALMA en Chile ayudará a captar por primera vez el “corazón” de un agujero negro

Autor: EFE

El instrumento será parte del proyecto Event Horizon Telescope, una red de ocho observatorios situados en diferentes partes del mundo que buscarán procesar en tiempo real la primera imagen del fenómeno cósmico.


Científicos de la Universidad de Arizona encabezan un equipo internacional dedicado a desarrollar tecnología para procesar en tiempo real y de forma virtual la información del proyecto Event Horizon Telescope (EHT), que intenta captar por primera vez imágenes del “corazón” de un agujero negro.

El proyecto que desarrollará el equipo liderado por la Universidad de Arizona (UA) se presentará hoy oficialmente en Tucson y es parte del programa de Asociaciones para la Investigación y la Educación Internacional de la Fundación Nacional de Ciencias de EE.UU., conocido por sus siglas en inglés como PIRE.

Está dotado inicialmente de una inversión de 9 millones de dólares.

“Este es un proyecto internacional donde participan varios países, estaremos desarrollando la infraestructura que nos permitirá procesar de forma más eficiente la información obtenida por el EHT, el cual pretende tomar las primeras imágenes de un agujero negro”, dijo Dimitrios Psaltis, profesor de astronomía de la UA.

El proyecto EHT, que comenzó el año pasado, combina señales de ocho observatorios situados en diferentes partes del mundo, incluido el Submillimeter en Arizona.

Los otros son el Telescopio James Clerk Maxwell y el Submillimeter Array en Hawai (EE.UU.), el Gran Telescopio Milimétrico Alfonso Serrano en Puebla (México), el Atacama Lange Millimeter Array y el Experimento Pionero de Atacama (Chile) y el Telescopio del Polo Sur y Telescopio de 30 metros de IRAM en Granada (España).

Este programa mundial de telescopios va a generar grandes cantidades de datos a una escala global que supera los límites de la infraestructura actual para compartir y analizar la información.

“Como parte de programa de PIRE trataremos de enlazar todos los radio-telescopios en el mundo, incluyendo los que participan actualmente en EHT”, dijo el astrónomo Psaltis.

Para ello se requiere de un procesamiento más rápido de transferencia de información.

“El EHT requiere de diferentes formas de colaboración utilizando herramientas de comunicación de realidad virtual que nos permitan visualizar la información obtenida de forma simultánea sin importar en que parte del mundo se encuentren”, explicó.

También se crearán los algoritmos para identificar cuál es el tiempo correcto para utilizar todos los telescopios alrededor del mundo para maximizar los resultados.

“Dependemos de tener un buen clima para el uso de los telescopios, por eso se va a desarrollar una base de datos sobre estadísticas de clima para poder determinar la mejor hora y fecha para el enlace mundial”, agregó el investigador principal del proyecto.

EHT tiene como objetivo estudiar el agujero negro conocido científicamente como “SGR A¿” el cual se encuentra en el centro de nuestra vía láctea conocida como Sagitario A, así como el “M87”, otro agujero negro de mayor tamaño que se encuentra a 50 millones de años luz del planeta Tierra.

El pasado julio, el proyecto mundial EHT anunció el procesamiento de las primeras imágenes tomadas a los dos agujeros negros durante un periodo de observación de una semana que se efectuó en abril del 2017.

El EHT tiene la potencia de aumento y la sensibilidad para formar imágenes de la luz de longitud de onda emitida por el gas caliente de “SGR A¿” y “M87”, lo que le permite tomar imágenes de la silueta de esos agujeros negros.

Aún no hay resultados disponibles de esta primera prueba, ya que el procesamiento de la información recolectada aun continúa.

Seguir leyendo