YO: Pablo Rivera

Autor:

Hasta el 28 de enero este artista visual está presentando en el Museo de Arte Contemporáneo Material insuficiente, una muestra que es muy crítica del poder y que a través de máquinas, videos, fotografías y otros objetos interroga las ideas de democracia, representación y justicia.


* LEO
Me encanta leer, pero el tiempo es escaso y me cuesta avanzar. Estoy con varios libros simultáneamente: Wanderlust, una historia del caminar, de Rebecca Solnit; El paseo, de Robert Walser, que es muy lindo y cortito, pero que necesita una calma que no he tenido y Según venga el juego, de Joan Didion. Acabo de terminar Manual para mujeres de la limpieza, de Lucía Berlin (me tomó sus meses), El idioma materno, de Fabio Morabito, y Mr Gwyn, de Alessandro Baricco, los tres increíbles, el último memorable.

* VEO
Una que otra serie en Netflix. Ahora, por ejemplo, los últimos capítulos de Vikingos, que partió buenísima pero se ha ido ablandando en la última temporada. Antes fue Disjointed que era muy, muy divertida, creo que la vi entera en un fin de semana. Con mi hijo vemos Agents of Shield u otras cosas de Marvel, son bien malas, pero es una forma divertida de pasar tiempo juntos.

* ESCUCHO
Es terrible, pero soy muy poco musical y me quedé pegado en los 80 y 90. Sigo con Silvio Rodríguez, Bob Dylan, Laurie Anderson y pop de los 90. Si voy en auto, prefiero escuchar programas de conversación o de contingencia social y política.

* COMO
Mariscos. En el verano, siempre pasamos con mi hijo a la caleta de Castro a comer ceviche fresco, de pie, al lado de los pescados recién sacados… eso es irreemplazable. Hace poco me invitaron a un restaurant en Providencia, Piso Uno, y comí un pulpo confitado muy bueno.Lamentablemente no sé hacer ni arroz pero a cambio estoy siempre dispuesto a probar cosas nuevas y lavar los platos.

* TOMO
Muy poco, soy malo hasta para el agua pero me gustan las cervezas negras y un buen whisky sin hielo. Me gusta disfrutar los sabores sin mezclas, una grappa por ejemplo.

* CREO
Soy por principio escéptico. No creo en el cuco, ni en la Caperucita Roja, tampoco en el mercado como único regulador de la vida. No creo en Dios santo todopoderoso, ni en la realeza, menos en la “clase” política (que arribismo tan fatal). Creo en la democracia, pero no en la simulación que nos han impuesto, sino en una que tenemos que construir colectiva, empezando por una nueva Constitución.

* PRACTICO
Estoy retomando el tenis, jugué mucho de chico y lo dejé cuando entré a la universidad. Hace un par de años llevé a mi hijo a clases y me volvió a picar el bicho y estoy jugando mínimo dos veces a la semana. En el verano aprovecho de pescar en kayak, en realidad es bien poco lo que pesco, pero la velocidad del remo y el ocio de la pesca me gustan mucho. Me gusta especialmente no hacer nada. No es necesariamente una manera de quitarle el cuerpo al trabajo como tampoco una forma de meditación. Pero ese tiempo sin cargas es vital para poder mirar de lado cosas que de otro modo sólo vería de frente.

* BAILO
Soy más de los que observan y siempre me cuesta un poco entrar a la pista, pero si ponen “Burning Down the House” o “Psycho Killer” de Talking Heads prendo al tiro y una vez prendido puedo bailar hasta el agotamiento.

* COMPRO
Me encantan las herramientas manuales bien hechas, pero son muy difíciles de conseguir en Chile. Últimamente he comprado para carpintería en madera: serruchos japoneses, formones y un Jack, que es un cepillo para madera grande y pesado que una amiga tuvo la amabilidad de traerme de gringolandia.

* VIAJO
He recorrido bastante por trabajo, pero el viaje que más me ilusiona es aquel sin destino ni itinerario. No importa si es Europa o el sur de Chile. Una vez lo hice por seis meses y todos los veranos, con mi hijo, recorremos partes del sur en auto, siempre intentando no repetir los caminos, aunque siempre hay un par de lugares por los que queremos volver a pasar.

Seguir leyendo