Enviado papal recibe a denunciantes de abusos de maristas

Charles Scicluna (al medio) junto a Isaac Givovich (de blanco), su abogado, otros denunciantes y algunos de sus familiares y cercanos.

Arzobispo Charles Scicluna escuchó a personas ajenas a la indagatoria que sigue en torno al obispo Juan Barros.


Por casi dos horas y media se extendió la reunión que sostuvo el arzobispo de Malta, Charles Scicluna, y su notario, el sacerdote español Jordi Bertomeu, con un grupo de cuatro denunciantes de presuntos abusos cometidos por miembros de la Congregación de Hermanos Maristas. El encuentro, realizado en dependencias de las Obras Misionales Pontificias, a un costado de la Nunciatura Apostólica, se dio luego de que la semana pasada Isaac Givovich, uno de los denunciantes, solicitara la reunión.

Este encuentro se desmarcó de la misión principal de Scicluna y Bertomeu, enviados especiales del Papa Francisco para recopilar antecedentes sobre las denuncias de un presunto encubrimiento de los abusos de Fernando Karadima por parte del obispo de Osorno, Juan Barros.

Así, la cita se convirtió en la primera que, al menos en términos públicos, Scicluna sostiene con denunciantes de otros casos distintos al de Barros.

“Nos llevamos un compromiso, que es lo que más nos importa, de que él va a transmitir a la Santa Sede que los Hermanos Maristas no pueden ser juez y parte en el proceso y van a buscar una solución a esto”, sostuvo, a la salida, Isaac Givovich.

Jaime Concha, otro de los denunciantes que participó en este encuentro, dijo que “lo que pedimos es que todos aquellos que han sido abusadores, cómplices y encubridores, se pongan a disposición de la justicia y sean apartados de cargos de representación o de gestión, para crear espacios de confianza y seguridad para nuestros niños”.

Añadió que “el mismo monseñor Scicluna nos pidió que, en paralelo a entregar y colaborar con la justicia canónica, nuestra obligación como ciudadanos es aportar los antecedentes a la justicia ordinaria y civil”.

Aunque en un principio la visita del arzobispo de Malta y de su notario, Jordi Bertomeu, miembro de la Congregación para la Doctrina de la Fe, estaba programada hasta el viernes pasado, la intervención quirúrgica de la semana pasada, a la cual fue sometido Scicluna, modificó sus planes, luego de que personal médico le recomendara reposo hasta este miércoles, lo que le permitió tener nuevos encuentros.

Gonzalo Dezerega, quien también acompañó a Givovich y Concha en la reunión, agregó que “este es un día histórico, salimos contentos, satisfechos de esta reunión. Encontramos en monseñor Scicluna un respaldo, que escuchó muy bien nuestro testimonio. Y esperamos que en la Santa Sede se tome una resolución favorable y que los jueces sean del Vaticano”.

Pero no fue el único encuentro que Scicluna y Bertomeu sostuvieron este martes, pues también recibieron a Marcelo Vargas, quien es denunciante de eventuales abusos de miembros de la congregación salesiana.

“Nosotros traíamos antecedentes por los abusos sexuales contra menores de edad al interior de la congregación salesiana, específicamente por un sacerdote que estuvo en el Instituto Salesiano de Valdivia y después tuvo un paso por Punta Arenas”, declaró.

Seguir leyendo