La Araucanía: fuego quema bosque nativo en la reserva nacional Nalcas

Autor: Ximena Bertin

Imagen: Referencial

Primer incendio de la temporada en un área protegida ha quemado araucarias, lengas y quilas.


Hasta la tarde de este miércoles, el fuego ha afectado tres hectáreas de la reserva nacional Nalcas, en la comuna de Lonquimay, quemando ejemplares de araucarias y lengas, así como matorrales de quilas y zonas de bosques muertos. Esta es la primera área protegida en ser alcanzada por las llamas este año y sólo en un par de horas la superficie inicial de 1,4 hectáreas se duplicó. Su combate se ha visto dificultado por la topografía y la densa vegetación. “Ha sido un poco lento combatirlo por las características del sector, han estado trabajando la brigada helitransportadas, más la brigadas de guardaparques con lanzamiento de agua desde el helicópteros, tratando de aminorar los sectores dispersos que están más activos”, dijo David Jouannet, director de Conaf Araucanía.

Esta región es la que hasta este miércoles concentra la mayor preocupación de Conaf, con cuatro alertas roja simultáneas, incluido el incendio en la Reserva Nalcas. “El más relevante es el incendio Los Aromos, con 600 hectáreas en Galvarino, que aún no ha sido controlado desde el día 12, también está el incendio Huinilhue en Traiguén con 25 hectáreas, aún en combate, y El Avellano, también en Traiguén, con 150 hectáreas, pero que podría crecer en forma significativa en las próximas horas”, explico Alfredo Mascareño, jefe nacional del departamento del Control de Incendios Forestales de Conaf.

Otro punto que genera preocupación es el incendio en Pichidangui, en su extensión hacia La Ligua, en Valparaíso, que ha quemado 670 hectáreas y que aún sigue en combate, con un avance importante en los últimos días. En la misma región, el incendio Los Borriqueros en Limache (730 hectáreas) fue controlado, lo que quiere decir que el fuego no avanza para se sigue trabajando para apagarlo. En total, este miércoles se atendieron 106 focos en total, la mayoría en Biobío, La Araucanía, y Valparaíso, los que, en su mayoría, se generaron en días previos y que han sido sofocados.

Seguir leyendo