Ola de calor supera los 36°C y acrecienta mal olor en Tiltil

Autor: Ximena Bertin

Santiaguinos se refrescan en piletas para aliviar las altas temperaturas. Foto: Mario Téllez

Temperaturas extremas afectarían hasta este martes las zonas precordilleranas desde la V a la VII Región.


Un nuevo parque inflable acuático implementado gratuitamente por el municipio es la única alternativa que tienen los niños de Tiltil para aliviar las altas temperaturas, las que llegaron este lunes a 36,5 °C, la más alta de este año. El peak se registró en medio de la alerta por ola de calor que partió este domingo y finaliza este martes, afectando las zonas de precordillera y cordillera de las regiones de Valparaíso, Metropolitana, O’Higgins y El Maule.

Si bien el récord histórico de Tiltil es 39,2 °C (2015), y el verano pasado se llegó a 38,8 °C , la situación actual complica a los vecinos de la comuna. “Acá siempre tenemos los récords de temperaturas en la Región Metropolitana, y se complejiza mucho la situación con nuestros adultos mayores, porque si bien estamos en el campo, hay pocos lugares para capear el calor”, señala el alcalde, Nelson Orellana. El edil agrega que si bien en la parte urbana la sensación térmica aumenta por el pavimento, hay poblados rurales como Caleu, a más de 1.200 metros de altura al interior, donde las temperaturas son aún mayores. Otros afectados por la ola de calor son los habitantes de Rungue y Montenegro donde están los rellenos sanitarios, sectores donde los malos olores se intensifican con el calor. “A eso de las 21 horas es cuando los olores se vuelven insoportables, se produce una fermentación química con el calor del día, y a esa hora, con el aire fresco, los olores son aún peores en una ola de calor”, relata el alcalde.

Según la alerta meteorológica, las temperaturas máximas al interior de Valparaíso podrían llegar hasta los 37 °C, y hasta los 35 °C en las otras zonas incluidas en la alerta. En la estación Quinta Normal de la Dirección Meteorológica se registró una máxima de 35, 4 °C a las 16:27. Sin embargo, según este organismo, el fenómeno sigue estando dentro de rangos normales, no así lo ocurrido el verano 2017 en que las extremas fueron mucho más altas y por mayor cantidad de días, configurándose como un verano “anormal”.

Patricio Urra, experto de la Dirección Meteorológica, explica que el fenómeno que originó esta ola de calor “corresponde a una dorsal en altura (alta presión asociada a cielos despejados y baja humedad) que impide que entren masas frías. A eso se suma la vaguada costera en superficie, que aporta viento desde la cordillera, que es un viento seco que hace subir aún más la temperatura”.

El factor de riesgo que conlleva la ola de calor en la propagación de incendio radica en la velocidad inicial de propagación.

“Ha influido en tener una menor humedad, en especial en el material combustible fino muerto que ha hecho que tengamos propagaciones iniciales muy rápidas en los últimos incendios”, señala Jordi Brull, de la Sección Análisis y Predicción de incendios forestales de Conaf.

En tanto, el gobernador de la provincia de Los Andes, Daniel Zamorano, señaló que se activó el Comité de Emergencias “para monitorear todos los sectores que puedan presentar siniestros en la Ruta 57, El Patagual, San Vicente y algunos sectores de San Esteban, por lo mismo, la gente sabe que está prohibida todo tipo de quemas”.

Seguir leyendo

También en Uncategorized