*

Voces
Compartida
Actualizado el 08/11/2016

Blog de Cristián Larroulet. Es Ex ministro Secretario General de la Presidencia

Cristián Larroulet

Cristián Larroulet

Ex ministro Secretario General de la Presidencia
Costos de refundar Chile

Costos de refundar Chile

DURANTE EL siglo XX, diferentes gobiernos se esforzaron por expandir el acceso a la educación escolar a lo largo de nuestro país, meta que finalmente alcanzamos recién en los años noventa. Posteriormente, Chile se abocó a mejorar la calidad de la enseñanza básica y media, junto con abrir las puertas de la educación superior para cientos de miles de jóvenes excluidos por el antiguo sistema. Así, gobiernos de distintos signos ideológicos adaptaron los énfasis y metas de sus políticas educativas de acuerdo a las cambiantes necesidades de la sociedad.

Lo anterior no habría sido posible si en lugar de concentrar sus esfuerzos en avanzar sobre lo logrado en el pasado, un gobierno hubiese decidido plantear propuestas refundacionales, abandonando todo lo avanzado para empezar todo desde cero. Lamentablemente, este es el caso de la Nueva Mayoría y ello ha tenido consecuencias graves para todos.

En los últimos dos años, muchos problemas podrían haberse evitado o enfrentado de mejor forma si no se hubiese preferido “destruir los cimientos” del modelo de desarrollo que había llevado a Chile a ser un líder en Latinoamérica. Los ejemplos son innumerables.

Por ejemplo, luego del terremoto de 2010, se inició un proceso de cambio institucional que significó la construcción de una infraestructura moderna y el ingreso de un proyecto de ley que mejoraba la Onemi. No obstante, el proyecto fue reemplazado y luego abandonado por el actual gobierno. Lo mismo ocurrió con el proyecto de reforma del Sename, paralizado desde 2014 por la actual administración.

Otro tanto ocurrió con el reemplazo de la Ley de Migraciones que data de 1975, proyecto que también fue descartado por el Ejecutivo sin presentar una alternativa. La misma suerte corrió la iniciativa que daba una solución definitiva al financiamiento de la educación superior, eliminando el CAE y sustituyéndolo por una sistema universal de financiamiento estatal. Asimismo, bajo el gobierno del expresidente Piñera fueron detectados algunos de los problemas del padrón electoral, por lo que se presentó un proyecto que permitía eliminar a quienes teniendo avanzada edad no hubieren renovado sus documentos de identidad en un largo período. Lamentablemente esa iniciativa también fue descartada por la oposición de la época y nada hizo al respecto la administración actual.

Las políticas públicas, al igual que la sociedad en su conjunto, funcionan mejor cuando construyen el futuro avanzando gradualmente en el presente y sobre los logros alcanzados en el pasado. Parafraseando a Burke, sobre la base de lo que hubo, lo que hay y lo que vendrá. Cuando se abandona el camino avanzado para incursionar en senderos utópicos, se termina retrocediendo.

Cualquier gobierno que pretenda desconocer lo realizado en los años anteriores a su gestión, está condenado a equivocarse y a sufrir el rechazo de los chilenos. Y eso fue precisamente lo que experimentó la Nueva Mayoría en las elecciones municipales. El llamado entonces, es a forjar un nuevo acuerdo nacional, para volver a construir Chile sobre el fructífero legado de quienes nos antecedieron.

Comentarios
Cargar comentarios
Papel digital