*

Voces
Compartida
Actualizado el 19/06/2017

Blog de Felipe Hurtado.

Felipe Hurtado

Felipe Hurtado

Cuatro apuntes del debut

Cuatro apuntes del debut

La tecnología. Creo firmemente en su utilización. Sirve para disminuir las injusticias, de las cuales -a través de la historia- Chile ha sufrido más que disfrutado. No mata la gracia de este deporte ni lo desnaturaliza. El que ha sido víctima de un desacierto arbitral, de seguro daría lo que fuera por revertir ese resultado que lo amarga, si fuera posible. Se entiende que se encuentra en fase de adaptación, pero la primera lección que tiene que sacar la FIFA es que el sistema debe apuntar a la inmediatez, para evitar confusión del espectador. En el segundo gol de la Roja, a primera instancia, parecía que el movimiento en cuestión era el de Eduardo Vargas, pues el asistente acompañó el carrerón de Alexis Sánchez sin dudar, lo que era incomprensible; recién al rato se supo que el arranque del delantero del Arsenal era lo que generaba dudas.

Los goles. Chile anotó dos, pero debieron ser más. Que ambos llegaran sobre el cierre, además, le dan un aire de ajustado al triunfo que pudo evitarse. La Selección fue ampliadamente superior a Camerún y solo su ineficacia frente al arco rival en el primer tiempo permitió que los africanos crecieran y hasta controlaran el duelo mientras la Roja no se sacudía la frustración de la conquista anulada a Edu. Es el aspecto más trascendente a solucionar por Juan Antonio Pizzi.

Vargas y la camiseta roja. Afianzarse en un club es algo que el delantero no ha conseguido desde que en 2011 fuera la gran figura de la U campeón de la Sudamericana. Con la camiseta nacional es otra cosa. Y en los torneos importantes, a partir de la Copa América 2015, siempre ratifica sus pergaminos y justifica su titularidad. Resulta inexplicable, es cierto, pero mientras funcione la queja se vuelve una discusión bizantina.

Alexis y Vidal. Son los dos jugadores más importantes del fútbol chileno en la actualidad y entre los más grandes de la historia. Y lo demuestran. Sin hacer demasiado, el delantero entró para aclarar el panorama y participó de los dos goles de la Roja, mientras que la movilidad y polifuncionalidad del volante le permitieron ser creador (suyo es el pase al tanto anulado de Vargas) y también goleador, además del barómetro anímico de la escuadra. Con matices, las dos estrellas respondieron a su estatus y eso es siempre una notable señal.

Comentarios
Cargar comentarios
Papel digital