*

Voces
Compartida
Actualizado el 03/01/2018

Blog de Rodrigo Sepúlveda.

Rodrigo Sepúlveda

Rodrigo Sepúlveda

David Pizarro de 10

David Pizarro de 10

No es 28 de diciembre, no lo escribo en medio del año nuevo, tampoco con un par de copas de más, ni con un ápice de resaca. Sobrio, sobrio y convencido. Parto de la base de que a la Universidad de Chile le falta un diez. Carece de un generador de fútbol en los últimos metros. Depender de lo que pueda aportar el lateral o el volante mixto es disminuir las opciones de ataque.

Muchas veces la U se nubló cerca del área. En varias oportunidades el balón se extravió o chocaron con alguna defensa bien estructurada. Tuvo escasez de un cambio de frente sorpresivo y de variación de velocidad en los últimos metros. Requieren de un creador y mi candidato es: David Pizarro. Libre, sin ataduras, desde el inicio mostrando su habilidad, cerca del área rival y no escondido. Encaja perfecto. Tiene remate, visión de campo, pase largo, asistencia corta y sentido del juego para diferentes momentos del partido. Pizarro ya no debe perder tiempo marcando, para eso lo deben cubrir bien con dos volantes centrales.

Me imagino así a la nueva U: Lorenzo Reyes, Felipe  Seymour o Rafael Caroca y por sobre ellos, Pizarro. Puede retroceder cuando lo requiera o incluso generar desde atrás con más espacios. Para qué van a matar físicamente su talento peleando como un seis. Si lo quieren aprovechar en su último período, háganlo como creador. Su labor debe ser el último pase, la habilitación justa que necesita Mauricio Pinilla. Utilicen bien los recursos. Como el dinero no sobra, podrían invertir en otro central o en un puntero, pero el 10 lo tienen y está hambriento.

Pizarro quiere y se está preparando para entrar desde el inicio. Tenerlo calentando el banco es un despilfarro. Con la nula idea futbolística del último tramo de Guillermo Hoyos, la sola presencia de un referente en ese espacio aportará una sensación de un mejor armado. David Pizarro ayudará a que los dos delanteros miren de frente al arco del oponente y no se vean obligados a retroceder para encontrar un balón. Será el pensante del equipo, un regulador de temperaturas y de necesidades. Cuando deban apurar la salida, él lo ejecutará sabiamente y, en el caso contrario, resolverá con soltura el momento de manejar el resultado. David Pizarro, como 10, puede ser el hombre que le cambie la cara a Hoyos. Dejo la idea en estas líneas. Feliz año para todos, gracias por el afecto y respeto de siempre, que es recíproco. 

Comentarios
Cargar comentarios
Papel digital