*

Voces
Compartida
Actualizado el 11/10/2016

Blog de Cristián Larroulet. Es Ex ministro Secretario General de la Presidencia

Cristián Larroulet

Cristián Larroulet

Ex ministro Secretario General de la Presidencia
Desafío de Chile Vamos

Desafío de Chile Vamos

ENVUELTOS en las rutinas de cada día y sobrepasados por la enorme y variada cantidad de información que nos entregan los medios de prensa y las redes sociales, los chilenos no hemos tomado clara consciencia del profundo cambio que las reformas del actual gobierno pretenden. Si las miramos en perspectiva, más allá de sus controversias, veremos que su principal efecto ha sido desviar a Chile del camino de construcción de grandes acuerdos que venía recorriendo desde 1990 hasta ahora. Para unos pocos, quizás aquel 15%, este viraje es motivo de alegría y hasta orgullo. Pero para la gran mayoría del país, ha sido una profunda decepción. Y por ello desean que esto sea un paréntesis que superemos pronto.

Los chilenos esperaban que las reformas significaran cambios importantes en sus vidas: mejor educación y salud, y más oportunidades de progreso para salir adelante con sus familias. Pero los cambios de la “Retroexcavadora” fueron otros porque tenían un fin puramente ideológico: sustituir el modelo de desarrollo social de libre mercado y democracia representativa por “el otro modelo”, aquel donde las decisiones cruciales las toma el Estado en vez de las personas: el liceo donde estudiar, el hospital en que atenderse, la profesión y hasta la universidad donde estudiarla. Ello sumado a la caída del crecimiento, la creación de buenos trabajos y el estancamiento de los sueldos.

El fracaso del experimento refundacional de la Nueva Mayoría, sumado al grave daño infligido a las esperanzas de progreso de los chilenos más pobres y de clase media, exige un compromiso de todos los líderes, partidos y movimientos de centroderecha para proponerle al país un sólido proyecto político y social que vuelva a poner a Chile rumbo al desarrollo humano y deje atrás en un paréntesis a la Nueva Mayoría. Ese es el proyecto de Chile Vamos y debe ser liderado por quien tenga la mejor opción para realizar ese cambio retornando a la senda de justicia y progreso que nunca debimos abandonar.

Debemos hacer una propuesta al país basada en los valores de la libertad y la justicia. Pero no se puede perder de vista que hay una gran prioridad: construir un proyecto de recuperación nacional que permita a Chile alejarse definitivamente del riesgo del “populismo-socialismo siglo 21”. Esa prioridad requiere de unidad en nuestro sector. Nadie se puede dar el lujo de dividirnos. Y aunque estimo que el expresidente Sebastián Piñera es quien mejor puede liderar este proyecto, deben ser los independientes y miembros de Chile Vamos quienes elijan a nuestro representante.

Los chilenos quieren volver a vivir en el país justo y próspero que permitió que millones de compatriotas superaran la pobreza y ofreció mejores condiciones de vida para gran parte de los chilenos. Retomar el camino del desarrollo no es retroceder al pasado sino todo lo contrario, es volver a mirar con optimismo y confianza el futuro de Chile porque todavía es mucho lo que falta por avanzar.

Comentarios
Cargar comentarios
Papel digital