*

Voces
Compartida
Actualizado el 04/11/2015

Blog de Javiera Arce.

Javiera Arce

Javiera Arce

Paneles de hombre

Paneles de hombre

“Para con tu reclamo histérico, si no fue de mala fe no invitar a mujeres al panel”. Así fue la respuesta que recibí cuando denuncié  la ausencia de mujeres en un panel en que se hablaría acerca de la agenda de transparencia que se encuentra desarrollando el Gobierno, en que habrían cuatro oradores varones y ninguna mujer presente, en circunstancias que hay mujeres muy buenas y serias que saben muchísimo del tema.

El “histérico reclamo”, y la absurda respuesta, evidencia la escasa capacidad de las mujeres expertas para instalarse en el debate público y la primera línea, que al igual que en la política, el sector privado, los sindicatos y un largo etcétera, enfrentan importantes dificultades para situarse como referentes discursivos o líderes de opinión, en evidente contraste con sus nutridas credenciales académicas o técnicas.

Tal como se plantea en un interesante artículo del Washington Post, Why I say no to all male panels[1], Hans Shulz, vicepresidente para el sector privado y operaciones sin garantía soberana del Banco Interamericano de Desarrollo, evidencia la sub-representación de mujeres incluso en los paneles en que se tratan temáticas de género, por lo que invita a practicar lo que se habla, cuando se comprometen con la equidad de género, pero se les olvida invitar a mujeres a hablar del tema.

En Chile, la situación no es muy distinta a lo que acontece en el resto del mundo. Las agresiones a través de redes sociales a quienes se atreven a denunciar esta ausencia de mujeres en los espacios públicos son constantes, e incluso llegan a ser violentas. Sin embargo, frente a dichas situaciones,  grupos de mujeres se han organizado frente a iniciativas muy interesantes. En Finlandia se creó el sitio web “congrats you have an all male panel”[2], en que se invita a denunciar todas aquellas actividades en que no se contemplen mujeres, que también posee su versión chilena, realizada por la periodista Myriam Aravena y de la experta en políticas públicas Catalina de la Cruz. [3]

No se trata de una guerra contra los hombres, muy por el contrario, el reclamo es que existe una subvaloración de la capacidad técnica femenina por sobre la que puede alcanzar un varón en áreas similares, por lo que se necesita avanzar a paneles de carácter mixto.

www.haymujeres.cl es una iniciativa que reúne una interesante base de datos de mujeres expertas, para que los medios de comunicación o cualquier persona, universidad, centro de estudios o quien necesite contactar a algún experto, no se olvide que existe un gran número de mujeres que se ha ido posicionando con un fuerte trabajo, pero que por razones culturales y valóricas, aún no pueden adquirir la visibilidad pública correspondiente.

ONU Mujeres plantea que los medios de comunicación transmiten información de alta relevancia a la comunidad, “Sus mensajes pueden alterar o fortalecer las costumbres y el comportamiento social, y movilizar a los ciudadanos para adoptar medidas progresistas” (UN Woman), reconoce además que los medios de comunicación no son imparciales y carecen por lo general de precisión en su información, y las mujeres además padecen de los clásicos estereotipos (en particular en la publicidad).

Esto se hace palpable por ejemplo en la banalización recurrente que se hace sobre los femicidios, siendo tratados como “crímenes pasionales”, y victimizando a victimarios, invisibilizando la tortura que padecen las mujeres. Lo mismo pasa respecto de temas relacionados con derechos sexuales y reproductivos, e incluso con la negación absoluta de las fuertes asimetrías de las mujeres en política, las enormes brechas salariales, empleos informales, la vulneraciones a las mujeres trabajadoras, y la masculinización absoluta de determinadas áreas científicas y económicas.

Iniciativas como HayMujeres, intenta hacerse cargo de las recomendaciones de ONU para incorporar mujeres expertas como fuentes de información, y tratar de incidir de manera muy fuerte en la esfera pública, visibilizando además las asimetrías de género. Para ello, durante los meses de septiembre y octubre un grupo de dieciséis expertas fueron entrenadas en TVN en habilidades comunicacionales, con el objetivo de enfrentarse al difícil mundo de la televisión y poder incidir en la construcción de opinión pública.

La profundización de la democracia, debe apuntar hacia la representación equilibrada de los sexos en todos los ámbitos de la vida social y política del país. Y la construcción de opinión pública e información es relevante, por lo que las mujeres no pueden quedar ausentes de dichos espacios, pues información es poder.

Es de esperar que se acabe entonces el insulto barato y la descalificación en contra de quienes pelean día a día espacios en la vida pública.

Nancy Fraser plantea que la esfera pública (al igual que J. Habermas), es indispensable para la práctica política democrática, ya que la política se realiza por medio del diálogo y la interacción discursiva. Una democracia, no podría entonces jactarse de tal, si omite en su diálogo a la mitad de la humanidad.


[3] http://paneldehombres.tumblr.com

Comentarios
Cargar comentarios
Papel digital