*

Voces
Compartida
Actualizado el 05/04/2017

Blog de José Correa. Es Académico Ingeniería Industrial y Director Núcleo Milenio de Información y Coordinación en Redes (ICR), Universidad de Chile

José Correa

José Correa

Académico Ingeniería Industrial y Director Núcleo Milenio de Información y Coordinación en Redes (ICR), Universidad de Chile
Resultados y desafíos del nuevo sistema de admisión escolar

Resultados y desafíos del nuevo sistema de admisión escolar

Esta columna fue escrita junto con Angélica Bosch, Coordinadora Nacional SAE; Rafael Epstein, Prorrector Universidad de Chile; y Juan Escobar, Académico Ingeniería Industrial y Director Instituto para la Investigación de Imperfecciones de Mercado y Políticas Públicas (MIPP).

Con motivo de la Reforma Educacional, y con el objetivo de implementar el fin a la selección en colegios municipales y subvencionados, entre agosto y diciembre de 2016 se implementó en la región de Magallanes un moderno sistema de admisión escolar desarrollado por el Mineduc junto con investigadores de Ingeniería Industrial de la Universidad de Chile, del Núcleo Milenio Información y Coordinación en Redes y del Instituto Milenio de Imperfecciones de Mercado y Políticas Públicas.

El sistema tuvo por finalidad mejorar la eficiencia y transparencia del proceso e igualar las oportunidades a padres y apoderados que postulan a sus hijos a establecimientos municipales y subvencionados.

La región de Magallanes ha sido la primera donde se ha implementado el sistema de asignación basado en el algoritmo de “Aceptación Diferida” (DA) postulado por los matemáticos David Gale y Lloyd Shapley en 1962. Este algoritmo está en la frontera del conocimiento y ha sido aplicado por el profesor de Stanford Alvin Roth a muchos problemas de política pública. En 2012, Roth y Shapley recibieron el Premio Nobel de Economía por sus investigaciones en esta área.

La implementación de este nuevo sistema contó con la participación de todos los actores relevantes. Los colegios informaron activamente a los apoderados sobre los diversos aspectos de sus programas educativos y sus vacantes. Luego de acceder a esta información (de manera presencial o a través de la plataforma web diseñada por el Mineduc), los apoderados declararon una lista de preferencias de los colegios en los que deseaban matricular a sus hijos. El sistema está diseñado de modo que ellos expresen sus preferencias sobre los distintos establecimientos de manera honesta y transparente.

Muchos colegios tienen más postulantes que cupos. Para decidir los alumnos que serán admitidos a un establecimiento, los postulantes se ordenan en una lista. Esta lista respeta las prioridades indicadas en la Ley de Inclusión y garantiza la igualdad de oportunidades resolviendo empates de manera aleatoria.

Mecanismos de asignación similares al implementado en Magallanes se utilizan en diversos países del mundo, destacando los casos de EE.UU. (Boston y Nueva York, entre otros), Holanda y Finlandia. En cada caso, el algoritmo DA debe resolver demandas locales que hacen que cada implementación sea única e interesante. En Chile, por ejemplo, la ley establece criterios de prioridad para los postulantes por lo que el algoritmo de asignación debe dar preponderancia a hermanos e hijos de funcionarios, así como a aquellos alumnos considerados prioritarios por su situación socioeconómica.

Nuestro balance del proceso 2016 es positivo. Participaron 3.580 alumnos en dos rondas de postulación: 3.147 exclusivamente en la ronda principal, 222 exclusivamente en la segunda ronda y 211 en ambas. De estos postulantes, en la ronda principal, 1.959 (58,3%) fueron asignados a su primera opción, mientras que en la segunda ronda este número llegó a 357 (82%). En el proceso completo 3.107 estudiantes fueron asignados a alguna de sus preferencias, mientras que 258 se retiraron del proceso. La experiencia internacional muestra que estos números son positivos. En Nueva York, por ejemplo, en el proceso de admisión a la educación secundaria del año 2006, cerca del 40% de los alumnos quedó asignado a su colegio favorito.

Uno de los desafíos para las próximas implementaciones es la simplificación de las distintas etapas del proceso. Del mismo modo, es importante informar a los padres y apoderados para motivarlos a utilizar el nuevo sistema de admisión y, de esta forma, aumentar las opciones de que sus hijos queden en un colegio que les satisfaga. Nuestro desafío es escalar este sistema para que realice la asignación escolar de todos los niños de Chile.

Comentarios
Cargar comentarios
Papel digital