Productores de cine y TV endurecen su batalla contra el cable

GaelGarcíaWEb

Tras un juicio iniciado en 2013, los mayores nombres del audiovisual chileno emitieron un declaración por lo que consideran una "vulneración de la propiedad intelectual".



La declaración es firmada por 22 importantes nombres del audiovisual chileno, que en seis puntos señalan que se estaría vulnerando "sistemáticamente nuestro derecho de propiedad intelectual" y "por medio de tribunales chilenos, están intentando validar su decisión de no pagar". La misiva, a la que tuvo acceso Culto, es la última acción en contra de las empresas de TV pago y hoteles de parte de la Entidad de Gestión Colectiva de Derechos de Productores Chilenos (EGEDA Chile), que representa a 80 productores locales y cerca de 3.900 realizadores extranjeros y sus obras audiovisuales.

La colectividad, que nació en 2005 pero desde 2011 tiene oficinas comerciales e intensificó su trabajo, busca que los cableoperadores cumplan con el pago de derechos de comunicación pública y retransmisión. Esto es, que las empresas cancelen un monto (según el tarifario de la entidad, un pago mensual por abonado de 0,01000 UF, equivalente a $275), debido a que las señales abiertas están emitiendo producciones que representa EGEDA y el cable "retransmite" ese contenido a sus clientes sin pago ni autorización de por medio.

"Para que un canal abierto emita una teleserie turca, por ejemplo, antes tuvo que negociar con el titular de esa obra, y ahí quedó cubierto el pago de derecho del productor. Pero cuando viene una empresa distinta a la que emitió en origen la obra y toma los contenidos que van dentro de la señal, se están aprovechando de un contenido que, para poder utilizarlo, necesitan de la autorización del titular y, en concreto, necesita un pago", dice Alberto Muñiz, representante de EGEDA Chile, aclarando que "somos el equivalente a la SCD, hacemos lo mismo con los productores audiovisuales".

En ese sentido, la declaración en su segundo punto expone que "sin ninguna justificación" se les niega el pago, "mientras que sí se les pagan estos derechos a otros gremios, como el de actores y músicos". Además, apunta a que "se afecta a a titulares de derecho chilenos y a miles de titulares extranjeros que confían en que sus derechos serán respetados". Eso, en referencia a que entre los representantes en Chile de EGEDA están las producciones de Televisa, Antena 3 y la mayor parte de las realizaciones turcas.

En su quinto punto la declaración, que firman 22 productores, entre los que se cuentan Juan de Dios Larraín (Fábula), Andrés Wood (Wood Producciones), Patricio Escala (Punkrobot), Sergio Gándara (Parox) y Macarena Cardone (Invercine & Wood), señala que "aun más preocupante, es que por medio de tribunales chilenos, algunas de estas empresas de cable y hoteles, están intentando validar su decisión de no pagar".

Actualmente, EGEDA Chile mantiene juicios contra dos empresas locales. El primero de ellos se remite a una demanda ingresada en diciembre de 2013 en contra de VTR Banda Ancha, en el 7º Juzgado Civil de Santiago, por "Pago de remuneración por contravención a los derechos de autor". Luego de pasar por dos instancias, que Muñiz reconoce no fueron favorables, ahora se encuentra en la Corte Suprema de Santiago. La segunda es una denuncia por la misma materia ingresada en enero de 2015 en contra de Claro Comunicaciones S.A., que aún espera la resolución de la primera instancia.

"Es un derecho que se tiene que pagar, que existe, no se trata de ningún invento. El objetivo es que se les paguen los derechos a los titulares de las obras, los productores", dice Muñiz, junto con remarcar un punto que está presente en la declaración: que el pago por este concepto en países como Perú, Colombia, Ecuador y República Dominicana, "cableoperadores que también existen en Chile, sí pagan a los productores locales".

El texto en su parte final recalca que "estas transgresiones se deben principalmente a la ignorancia y desidia generalizada de quienes deben asumir las obligaciones que la ley les impone, y no a la falta de normas que se hagan cargo de estos temas".

Consultadas por La Tercera, las empresas VTR, Directv, Movistar y Claro desistieron de expresar una declaración.

Comenta