"Waterloo Sunset": The Kinks y el amor en tiempos de psicodelia

The Kinks

Inspirado en los paisajes y lugares que frecuentaba en su infancia y la historia de su hermana mayor, Ray Davies compuso este tema como parte del giro a crear canciones suaves y de temática totalmente inglesa que The Kinks dio a mediados de los 60'.


Ray Davies tenía algunas dudas sobre su nueva canción. Aunque sabía que era buena, pensaba que la letra era demasiado personal y que no tendría cabida en una banda de rock con la fama que tenía The Kinks. Pero de todas formas, la presentó durante las sesiones en que el grupo trabajaba de cara al álbum Something Else by The Kinks.  "Waterloo Sunset", su nombre.

"Yo supe que era un hit tan pronto como acabé de escribirla", afirma el músico en el libro United Kinkdom: The Music of The Kinks (2012, Lulu), de Chris Wade. El tema se inspiró en un paisaje de su infancia y juventud en Londres. Narra en primera persona la historia de un sujeto que, a través de la ventana, observa a dos amantes que pasan por un puente, junto a una estación de trenes, al atardecer. "Terry queda con Julie/En la estación de Waterloo/Cada viernes por la noche/Pero soy tan perezoso/No quiero pasear", canta Davies.

En principio su idea era titular a la canción como "Liverpool Sunset", debido a su admiración por la escena del merseybeat de la ciudad, y la pareja de enamorados se iban a llamar Bernard y Dorothy. Pero finalmente, cuando The Beatles lanzaron la canción "Penny Lane", en febrero de 1967 -que habla sobre un barrio de la ciudad-, Davies pensó que su canción podía ser tomada como una suerte de homenaje a los de "A Hard Day's Night", y reculó. Entonces recurrió a su propia memoria.

"Waterloo era un lugar muy importante en mi vida", detalló el compositor a Uncut. "Cuando niño estuve en el Hospital St. Thomas y ahí miré hacia el río. También iba a Waterloo todos los días para ir a la universidad, además de caminar por el Támesis con mi primera esposa [Rasa Didzpetris, quien dejó a Ray con sus dos hijas, en 1973], donde charlábamos de todos los otros sueños que teníamos". Ahí tuvo el título definitivo.

Para la pareja protagónica tampoco miró muy lejos. "Era una fantasía sobre mi hermana mayor arrancándose con su novio, buscando una nueva vida, emigrando a otro país", detalla en el texto ya citado. De allí el arreglo de guitarra inundado con tape echo, al estilo del surf rock de la década de los 50′. Otros autores especulan con la posibilidad de que se haya referido a los actores Terrence Stamp y Julie Christie, cosa que el mismo compositor ha negado. Como sea, el hecho que cuando acababa su jornada en el estudio, Davies solía ir al lugar, al atardecer, para asegurarse que la canción "calzara", con el ambiente real de la estación.

Las sesiones de Something Else fueron especialmente tensas, pues tras la salida de su productor habitual, Shel Talmy, fue Davies quien se ocupó de esa labor, sin gran experiencia previa. De todas formas, su carácter obsesivo le llevó a empujar al grupo para lograr buenas grabaciones. Además él mismo se ocupó de la mezcla de las pistas, en las que consiguió colocar con acierto las voces. En la edición deluxe del disco se puede oír la versión en mono, tal como se acostumbraba entonces, aunque fue el primer sencillo de la banda en estar disponible en estéreo, un formato que comenzaba a ser explorado por los estudios de grabación.

https://open.spotify.com/track/5nrmGFJ87crVoJF5xdRqwn

Desde su elepé anterior, Face to Face, el grupo se había encaminado hacia un formato de canción pop más amable, dejando las guitarras filosas y distorsionadas de sus primeros éxitos, especialmente tras la prohibición que recayó sobre ellos para girar en Estados Unidos entre 1965 y 1969, impuesta por la Federación Americana de Músicos, que prácticamente les cerró las puertas del éxito masivo.

Pero este nuevo camino, inspirado en temáticas inglesas de marcados aires psicodélicos no fue compartido por todo el conjunto, lo que originó una creciente división, especialmente hacia el lado del bajista Pete Quaife y de Dave Davies, el hermano de Ray. Más con la tensión acumulada por el cierre del mercado estadounidense para su música.

Para la sorpresa del grupo, el tema alcanzó el puesto número dos del UK Singles Chart, y se convirtió en uno de los más conocidos del cuarteto. Años después, la revista Rolling Stone le posicionó en el lugar 42 de su ránking, Las mejores 500 canciones de todos los tiempos. "Me gusta que 'Waterloo Sunset' sea reconocida y la disfruten hasta hoy. Es extraño que a la gente le guste apreciarlo en ese momento y solo pueda ver en esa burbuja. Es una hermosa burbuja. He escrito otras cosas así desde entonces", concluye Davies en el libro de Wade.

Comenta