Faith no more: esto es real

fnm

Faith no more.

Acá los antecedentes de un disco que marcó un antes y un después en la historia del metal. A partir de The Real Thing las guitarras duras se podían mezclar. Spoiler: Chris Cornell fue opción antes que Mike Patton.


Unos dreadlocks arrancados de la cabellera de Chuck Mosley cuelgan del espejo retrovisor del vehículo, especie de trofeo de guerra del guitarrista Jim Martin tras cruzar golpes con el vocalista de Faith no more. Después de dos álbumes con la banda de San Francisco, Mosley acuerda terminar el tour de 1988 y largarse. Para el tecladista Roddy Bottum "él fue una elección poco convencional" como cantante, puesto siempre inestable en los primeros años del grupo incluyendo el paso de Courtney Love. Mosley tenía carisma pero no mucho más. Desafina notoriamente en el debut We care a lot (1985) y luego en Introduce yourself (1987). "Chuck Mosley no puede cantar", sentenció la revista Kerrang!. Sensible y artista, también era drogo, parrandero y solía actuar absolutamente ebrio. Apenas se sostenía cuando FNM presentó el segundo álbum en Los Angeles.

https://www.youtube.com/watch?v=LQhX8PbNUWI

Mike Patton nunca figuró entre las alternativas inmediatas. El primer candidato fue Joe Pop-O-Pie, líder de la banda homónima que había cantado en el debut en vivo del grupo en octubre de 1983. Luego pensaron en Chris Cornell de Soundgarden. Amigo del baterista Mike Bordin, declinó la oferta por el compromiso con su banda. Sin embargo participó de una jam con Bordin y el bajista Billy Gould. "Gran, gran voz, pero no para nosotros", diría este último.

El siguiente en la lista: un cantante de Los Angeles de 23 años llamado Roderick "Rodcore" Palmer, con un look muy parecido a Mosley. Ensayaron tres veces y no convenció. La opción Patton era carta de Jim Martin, impresionado con el primer demo de Mr. Bungle The Raging wrath of the easter bunny grabado en 1986 con Patton de 18 años recién cumplidos. Cuando el guitarrista repasó la cinta se armó una imagen. "Suena como un gordo de 300 libras, necesitamos a ese tipo porque tiene una gran voz y está gritando (...) y gruñendo".

https://www.youtube.com/watch?v=nPUhI8g35gM

En diciembre de 1987 los miembros de Mr. Bungle viajaron a San Francisco para ver un show de Red hot chili peppers y Faith no more en el teatro Fillmore donde entregaron una nueva cinta al grupo, Bowel of chiley, alejada radicalmente del thrash metal del demo anterior. Cuando Patton fue sondeado, sus amigos de Mr. Bungle parecían más interesados que él. Estudiante de Inglés en la Humboldt state university y empleado de la única tienda de discos de Eureka, su ciudad natal, el cantante estaba más preocupado de terminar sus estudios que de asumir una banda paralela.

Hijo de un entrenador de fútbol americano y una asistente social, Mike Patton no creció en un ambiente musical aunque desde pequeño demostró destreza con la voz imitando sonidos de pájaros. Como estudiante fue hostigado por los compañeros cabeza-de-músculo y se dedicaba a coleccionar discos de 45 RPM. "No quería ser cantante. Pensaba que iba a ser un maldito poeta o algo así".

El convencimiento de ambas partes no fue inmediato si bien el primer ensayo resultó mucho más cómodo de lo que Patton esperaba, mientras la banda advirtió la posibilidad de mejorar las canciones con el cantante de 20 años. Grabaron los demos de "Falling to pieces", "Surprise! You're dead!", "The Cowboy song" y "Underwater love" para ser enviados al sello discográfico Slash, donde rápidamente se convencieron que Patton merecía el puesto.

[caption id="attachment_95479" align="aligncenter" width="700"]

Mike Patton.[/caption]

Presentado en sociedad en un concierto en noviembre de 1988, el cantante no fue aprobado por algunos fanáticos. Recibió una nota escrita tras el show donde lo trataban de estúpido y sexista, opinión compartida por cercanos a la banda que tildaban de macho idiota al nuevo integrante. Según Billy Gould "Patton era un pez fuera del agua, no encajaba con nosotros en lo absoluto (...). Chuck era un tipo sucio, nosotros somos tipos sucios, y de pronto traemos a este chico limpio y reluciente que canta más como Iron maiden que Flipper. Alguna gente no enganchó".

FNM comenzó a grabar The Real thing en diciembre de 1988 en Studio D de Sausalito, San Francisco. Patton se hizo cargo de las letras para un puñado de canciones ya compuestas y trabajadas. Curiosamente el aspirante a poeta no es un gran entusiasta del oficio lírico. "Realmente no disfruto escribir letras en absoluto. Siento que no soy muy bueno en eso".

En los demos Patton imprimió un tono natural con toques de R&B desaparecido en las sesiones donde impostó un registro nasal. El productor Matt Wallace quedó descolocado. "Mientras el canto y el rapeo de Chuck Mosley estaba lejos de ser técnicamente perfecto, tenía un filo punk, la picardía de Venice y una autenticidad única. El canto de Patton en The Real Thing es en gran medida adenoidal, y diferente del material anterior de Mr. Bungle y cualquier posterior enfoque vocal".

Wallace le suplicaba que utilizara exactamente ese mismo ángulo para las tomas oficiales mientras Patton se negaba tajante. "Solía irritarme realmente, porque sentía que estaba reteniendo el sonido completo de su voz. Técnicamente estaba bien pero no obtuvimos la mejor voz de Patton. Pero, para su crédito, fue esa cosa adolescente, adenoidal, malcriada, que realmente conectó con la gente".

https://www.youtube.com/watch?v=j4tsGWdarHc

Editado el álbum el 20 de junio de 1989, la elección de primer single recayó en "From out of nowhere" lanzado en video para MTV el 30 de agosto con discretos resultados. Todo cambió gracias a "Epic", publicada el 30 de enero de 1990. La canción alcanzó el número 9 en los Billboard hot 100 y fue uno de los sencillos pioneros sino el primero de la generación musical que acabó con el hair metal.

The Real thing era una demostración concreta de las capacidades camaleónicas del heavy metal si sus intérpretes y seguidores abren los oídos más allá de los riffs y los himnos. Era un álbum que ofrecía pop metalizado con "From out of nowhere", thrash y humor negro en "Surprise! You're dead!", metal progresivo en "Zombie eaters" y "Woodpecker from Mars", la adictiva combinación con rap en "Epic", y fina cocteleria de soul y jazz para "Edge of the world". Faith no more ofrecía una reluciente dorsal metalera que serpenteaba con elasticidad hacia diversos géneros.

https://www.youtube.com/watch?v=ZG_k5CSYKhg

Si en el lanzamiento previo Chuck Mosley se caía de borracho, cuando The Real thing fue estrenado oficialmente en el teatro Roxy de Sunset strip en junio de 1989, no solo tenía de invitados a MTV, capos de la industria y la prensa, sino que Slash y Duff McKagan de Guns N' roses, la banda más famosa del mundo en ese momento, se unieron para versionar "War pigs" de Black sabbath. Entre el público estaba Milli Vanilli que terminó bailando con los miembros de FNM en la fiesta que siguió al show, sin que el dúo pudiera recordar los pasos característicos de sus propios videos. Para Faith no more la verdadera fama recién comenzaba.

Comenta