La entrevista más reveladora de Joaquin Phoenix: "Amo mi vida"

Closing Ceremony Red Carpet Arrivals - The 70th Annual Cannes Film Festival

Joaquin Pheonix.

En conversación con Vanity Fair, el actor habló de veganismo, de su familia hippie y de su fallecido hermano River. También de cómo preparó su rol para Joker —desde este jueves en cines—, bajando 23 kilos y mirando películas de Buster Keaton, además de un tenso rodaje junto a Robert de Niro.


Joaquin Phoenix (44) rara vez da una entrevista larga y personal. Salvo las obligadas promocionales de la película de turno donde actúa —en las que se limita a hablar de ellas—, es conocido por mantener en privado todo lo estrictamente personal y no suele pronunciar siquiera el nombre de su fallecido hermano River, un icono de la generación X que murió de una sobredosis de drogas.

Pero este 2019, Phoenix se ha mostrado más mediático que de costumbre: durante el reciente Festival de Venecia, donde fue el estreno mundial de Joker, se mostró feliz junto a su novia Rooney Mara (a quien conoció en el rodaje de Her, en 2013, aunque iniciaron una relación tres años después) y una foto de ambos, vestidos de etiqueta, en modo romántico y arriba de una lancha hacia el Lido, se convirtió en postal de glamour. Ahora, la edición de noviembre de la revista Vanity Fair constata que el actor pasa por un momento luminoso.

"Amo mi vida", le dice el actor al periodista —en una crónica que va acompañada de espectaculares fotos con Phoenix de chaqueta y corbata, adentro del agua y saltando—, que parte contando cómo en 1977, y cuando tenía tres años, se hizo vegano: su familia iba en un buque de carga, con destino a Miami desde Venezuela y luego de abandonar sus vidas como misioneros y seguidores de la secta cristiana "Los hijos de Dios", con la que viajaban por toda Latinoamérica (por eso Joaquin nació en Costa Rica), cuando los cuatro hermanos —River, Joaquin, Rain y Liberty, porque Summer aún no nacía— vieron con espanto cómo la tripulación azotaba peces contra el suelo para luego comerlos. En ese momento, cuenta el actor, se dio cuenta que los pescados que había comido "habían sido torturados", pese al estilo de vida hippie de sus padres y de cantar canciones de alabanza a Dios en las calles.

"Eso fue tan violento, tan intenso. Todavía tengo el recuerdo vivo con la cara de mi madre, tratando de justificarnos, mientras le gritábamos: '¿Cómo pudiste no decirnos esto?", recuerda Phoenix en Vanity Fair. Luego de ese episodio, toda la familia se hizo vegana. También cuenta de sus intentos por dejar de fumar, que viene haciéndolo desde adolescente: se sometió a hipnosis y estuvo un tiempo sin cigarrillos, pero en Venecia recayó. "Como realmente saludable", dice el actor en la nota. "Realmente no me gusta la comida chatarra. No me gustan los alimentos procesados. Pero todavía puedo comer unas papas fritas o un maldito sándwich", agrega.

[caption id="attachment_101735" align="aligncenter" width="2048"]

El Joker de Joaquin Phoenix.[/caption]

Kilos de menos

La entrevista, que coincide con el estreno mundial de Joker —en Chile desde este jueves en cartelera—, da paso para el actor hable de su rol de Arthur Fleck, el hombre que termina convirtiéndose en el Guasón, luego de un tránsito torturado y que lo hace mentalmente inestable. La cinta de Todd Phillips, que homenajea a clásicos del cine de los 70 (como Taxi driver o El rey de la comedia, ambas de Martin Scorsese y con Robert de Niro, quien en Joker también actúa), obtuvo el premio a mejor película en el Festival de Venecia y abrió un debate sobre la violencia: el propio crítico de Vanity Fair, Richard Lawson, advirtió que "podría ser propaganda irresponsable para los mismos hombres que patologiza".

https://culto.latercera.com/2019/09/30/rey-de-la-comedia-pelicula-joker/

"No imaginé que sería algo tranquilo", dice Joaquin Phoenix en la entrevista a Vanity Fair sobre la reacción de algunos medios. "Es una película difícil. De alguna manera, es bueno que la gente esté teniendo una reacción fuerte", agregó. Para el papel, cuenta, siguió una dieta estricta, aconsejado por el mismo doctor que le ayudó a perder peso para The master: 23 kilos. Después del rodaje recuperó 11 kilos. La cinta tuvo su origen luego de que el director Todd Phillips —famoso por la comedia The hangover— le presentara una idea de Joker a la Warner Bros, porque el cineasta acusó que cada vez era más difícil hacer comedias incorrectas en el Hollywood de hoy. Luego de cuatro meses de conversaciones del director con Joaquin Phoenix en su casa (quien pidió a su madre que leyera el guión), aceptó el rol por las características del filme, con guiños a cintas de los 70, como dice a la revista.

"Para mí hubo un período de tiempo en el que pensamos en que todas esas grandes películas de los años 70 no eran un género. No era así, Tarde de perros es intensa, desgarradora y tremendamente divertida. Y esas son las películas que amo, las que persigo hacer", asegura. Agrega que para desarrollar su personaje, investigó sobre narcisismo y criminología, además de estudiar los movimientos de Buster Keaton y el actor Ray Bolger, el espantapájaros de El mago de Oz, que inspiró la danza terrorífica que aparece un momento de la película y del tráiler que la promociona.

https://culto.latercera.com/2019/10/01/critica-anticapitalista-del-joker/

¿Cómo surgió ese momento? El guión decía que el Guasón se encerraba en un baño, luego de varios asesinatos, intentando esconder su arma. Phoenix y el director pensaron que eso no quedaba bien y Phillips le hizo escuchar a Phoenix música recién compuesta para Joker. El actor comenzó a bailar en un movimiento parecido al tango y el director le pidió al camarógrafo que comenzara a filmar con una cámara en mano, solo ellos tres, mientras suena "Smile", de Jimmy Durante.

[caption id="attachment_101723" align="aligncenter" width="1024"]

Zazie Beetz, Robert De Niro, Joaquin Phoenix, Frances Conroy y Todd Phillips.[/caption]

Tensión con De Niro

En Joker, Robert de Niro interpreta al conductor de un programa de entrevistas nocturno inspirado levemente en Johnny Carson y los guiños con su rol en El rey de la comedia son evidentes. "Él es mi actor estadounidense favorito", dice Joaquin Phoenix a Vanity Fair. "Tuve la impresión de que hizo cosas en una escena, ciertos comportamientos, ciertos gestos o movimientos, estuviera la cámara sobre él o no", recuerda en la entrevista. "Siempre pensé que actuar debería ser como un documental, que deberías sentir lo que sea que estés sintiendo, lo que creas que le está pasando al personaje en ese momento", añade.

Pero Phoenix y De Niro apenas hablaron en el set, apunta Vanity Fair. En parte, cuentan, por métodos de actuación semejantes y supersticiones artísticas. "No me gustaba hablar con él en el set", le reconoce Phoenix al periodista de la revista estadounidense. "El primer día nos dijimos 'buenos días' y más allá de eso no sé si hablamos mucho. Su personaje y el mío no necesitábamos hablar de nada. Solo decimos 'haz tu trabajo' y son los personajes los que se relacionan. Lo hace más simple, no había razón para hablar", afirma.

[caption id="attachment_101736" align="aligncenter" width="1200"]

De Niro en Joker.[/caption]

Vanity Fair revela una anécdota sabrosa: durante el rodaje ambos tuvieron desavenencias sobre el método de trabajo. Antes de filmar sus escenas, De Niro quería que el elenco leyera el guión, una práctica que para él resulta estándar y lo mínimo. Pero a Phoenix no le gusta hacer lecturas y parte de su método es "dejar que suceda". En la revista, el director Todd Phillips recuerda: "Bob (Robert de Niro) me llamó y me dijo: 'Dile que es actor y que debe estar allí, me gusta escuchar toda la película y todos vamos a entrar en una habitación y solo vamos a leerla'. Estaba en una posición incómoda, porque voy donde Joaquin y me dice: 'No hay manera de que haga una lectura'. Bob me dice: 'Hago lecturas antes de disparar, eso es lo que hacemos los actores'".

Finalmente, en las oficinas de la productora de De Niro en Manhattan, Phoenix murmuró de mala gana el guión y luego se fue a fumar a un rincón. De Niro lo invitó a su oficina, en un piso diferente, para poder hablar, pero Phoenix no quiso. "Está frente a Bob y dice: 'No puedo, tengo que irme a mi casa", recuerda el director Todd Phillips a la revista, "porque se sintió enfermo después de esa lectura, no le gustó hacerla". Phillips dice que le insistió a Phoenix para que hablara con De Niro y terminó aceptando, nuevamente, de mala gana. Luego de conversar algunos problemas menores, De Niro le tomó la cara a Joaquin Phoenix con sus manos y lo besó en la mejilla. "Fue tan hermoso", recuerda Phillips.

https://culto.latercera.com/2019/09/07/joker-joaquin-phoenix/

Su rol del Guasón va en la línea de varios personajes que Phoenix ha interpretado en su carrera. En Nunca estarás a salvo personificó a un dañado sicario que mata a hombres millonarios que violan a niñas menores de edad golpeándolas con un martillo; en Her era un depresivo solitario que se enamora del sistema operativo de su computadora; en The Master fue un devoto desquiciado de un líder religioso; en Todo por ella fue un adolescente obsesionado y dispuesto a matar por amor; y en I'm still here le hizo creer al mundo entero que abandonaba la actuación para dedicarse al rap, dejándose una frondosa barba y dando entrevistas como a David Letterman, donde lucía drogado y alcohólico, aunque tiempo después contaría que todo era una farsa para un documental dirigido por su excuñado, Casey Affleck, con quien no habla hace al menos cuatro años, confiesa en la publicación.

"Desde chico tuve alergia a cosas de niños frívolos y sin sentido", dice Phoenix en la entrevista, para explicar los roles que elige. "Así fue desde una edad extremadamente joven. Y no sé por qué. Estoy seguro de que quieres alguna explicación freudiana, tal vez la hay", le dice el actor al periodista de Vanity Fair, siempre en el filo de la broma y la seriedad.

[caption id="attachment_101733" align="aligncenter" width="1024"]

River Phoenix en Sneakers (1992).[/caption]

El recuerdo de River

Hasta hace no tanto tiempo, Joaquin Phoenix era llamado "el segundo Phoenix más famoso", refiriéndose a su hermano River (Cuenta conmigo, La costa mosquito, Indiana Jones y la última cruzada, Mi mundo privado), uno de los iconos de la generación X y que murió a los 23 años afuera del bar The viper room, de propiedad de Johnny Depp. El actor, que había sido nominado al Oscar y ganado la Copa Volpi a Mejor Actor en el Festival de Venecia, estaba pronto a filmar Entrevista con un vampiro cuando un cóctel de drogas conocido como speedball —mezcla líquida de cocaína y heroína— lo mató la noche del 31 de octubre, mientras estaba con su novia Samantha Mathis, con sus hermanos Joaquin y Rain, además de Flea, uno de sus mejores amigos y bajista de Red Hot Chili Peppers.

https://culto.latercera.com/2019/07/17/sinead-oconnor-anthony-kiedis-i-could-have-lied/

Fue Joaquin, por entonces de 19 años, quien llamó al 911, en un llamado que luego se hizo público en todos los medios y que era trágico. "Está teniendo espasmos, en la calle Sunset y Larrabee. Por favor, vengan aquí. Creo que ha tomado Valium o algo así, no lo sé. ¡Por favor! ¡Se está muriendo! ¡Por favor!".

Hoy, dice el artículo de Vanity Fair, el recuerdo de su hermano River se ha desvanecido para buena parte de la gente, pero no tanto para Joaquin, quien debe enfrentar de tanto en tanto preguntas de los periodistas sobre él. En uno de los varios encuentros del periodista de Vanity Fair con el actor de Gladiador, el intérprete viene de practicar karate y le habla de las bondades de la crioterapia, donde el cuerpo es expuesto a temperaturas bajo cero. En ese momento, el cronista le recuerda cuando en 1991, a la revista Details, River Phoenix aseguró que perdió su virginidad a los cuatro años, en la secta donde vivía con su familia. "¿Realmente crees eso?", le pregunta Joaquin Phoenix al periodista de Vanity Fair. "Fue una broma completa. Solo estaba jodiendo a la prensa. Fue literalmente una broma, porque estaba muy cansado de que la prensa le hiciera preguntas ridículas", afirma.

"Mis padres nunca fueron negligentes", dice Joaquin Phoenix a la revista. Cuando vivían en Venezuela, recibieron una carta del líder de la secta describiendo una nueva práctica para atraer fieles usando el sexo. "Recibieron una carta, o como sea que vino, alguna sugerencia de eso y dijeron 'a la mierda, nos vamos de aquí'", relata el actor. "Creo que eran idealistas y creían que estaban con un grupo que compartía sus creencias y valores. Creo que probablemente estaban buscando seguridad y familia. Dejar un país que había asesinado a un presidente y a varios líderes de derechos civiles en pocos años, lo cual es muy difícil de entender, ¿no?", dice con ironía.

https://culto.latercera.com/2018/05/03/martin-scorsese-mejor-director-del-mundo/

Luego de que la familia regresó a Estados Unidos, River y Rain participaron en concursos de talentos y llamaron la atención. La madre consiguió un trabajo para un ejecutivo de NBC y conoció a una agente infantil: comenzaron los comerciales (menos de comida rápida) y castings. Joaquin partió en algunas cintas menores bajo el nombre de Leaf. En Vanity Fair recuerdan que River Phoenix, tras rodar Mi mundo privado, de Gus Van Sant, comenzó a darle clases particulares de cine a Joaquin. "Mi hermano llegó a casa y dijo: 'Necesitamos ver esta película llamada El toro salvaje'. Y yo dije: '¿Qué?'. Antes de eso vi las comedias de Woody Allen". No mucho después, recuerda Joaquin en la entrevista, su hermano River hizo una predicción extraña:

"Me sugirió que cambiara de nombre (nuevamente a Joaquin) y luego, no sé, de seis meses, estábamos en Florida, en la cocina, y él dijo: 'Vas a ser un actor y serás más conocido que yo'. Mi madre y yo nos miramos con cara de '¿qué diablos está hablando?'. No sé por qué dijo eso o qué sabía de mí mi hermano. No había estado actuando en absoluto. Pero también lo dijo con cierto peso, con un conocimiento que me parecía tan absurdo en ese momento, pero por supuesta ahora, en retrospectiva, piensas: '¿Cómo diablos lo sabía?'.

[caption id="attachment_101729" align="aligncenter" width="683"]

Joaquin Phoenix.[/caption]

Tan sensible como cualquiera

En la larga entrevista con Vanity Fair, Joaquin Phoenix dice que él y sus hermanos no eran asiduos a clubes como Viper Room, muy de moda en 1993. "No creo que fuera típico. Para ser honesto, no creo que fuera realmente (asiduo), no creo que sea lo que él hubiera querido hacer con su noche (cuando murió). Justo antes de eso, pasó tiempo solo tocándome nuevas canciones que había escrito", recuerda el actor, quien tras la muerte de River, se fue con su familia por largo tiempo a Costa Rica, para escapar de los medios. Hasta que la madre y Joaquin volaron a Nueva York para un casting en una película de Gus Van Sant, que terminó siendo Todo por un sueño, con Nicole Kidman como protagonista y que significó el despegue de Joaquin, con elogiosas críticas que lo apuntaban como revelación. Era 1995. "Tan pronto lo vi, comencé a llorar", dice Van Sant a Vanity Fair. "No me di cuenta de que eso sucedería, pero fue bastante triste", recuerda el mismo director de Mi mundo privado.

Phoenix recuerda también en la nota los tiempos post muerte de su hermano mayor. "Debido a que salí públicamente como actor en ese momento, de repente me enfrenté a tener que hablar sobre algo que ya era muy público, en la esfera pública, donde estás en una entrevista de cinco minutos. Sentí un 'bueno, no estoy seguro de que este sea el lugar correcto (para hablar de su hermano) y se siente poco sincero al hablar de esto y puedo escuchar en tu voz que estás tratando de sonar como alguien a quien realmente le importa, pero seamos francos sobre lo que está sucediendo aquí'. Era más fácil decir 'fuck' que explicarlo", dice en la entrevista. Y cuenta que este año, para el nuevo aniversario de la muerte de River, su hermana Rain lanzará un álbum llamado River, que incluye un dúo con Michael Stipe, vocalista de R.E.M. y otro amigo cercano de River Phoenix.

[caption id="attachment_101728" align="aligncenter" width="683"]

Rooney Mara y Joaquin Phoenix.[/caption]

"Soy tan sensible como cualquier hijo de p…", le responde el actor a la revista, en uno de los encuentros con al periodista de Vanity Fair, quien fue hasta su bungalow —"de estilo misionero", apunta—, en una carretera de Hollywood Hills, y describe cómo el actor cocina una olla de papas para sus dos perros veganos, Oskar y Soda, este último una mezcla de pitbull que rescató de la eutanasia hace 13 años y que es alérgica a la luz de sol directo. La revista cuenta que el actor le compró un traje especialmente hecho para ir a la playa. "Se ve tan malditamente genial, pero no le gusta", dice Joaquin, lamentándose y más cercano de lo habitual con un periodista.

Vanity Fair cuenta que el tres veces nominado al Oscar vive con Rooney Mara ("Obviamente es una parte para la que nací", dice el actor sobre su relación con ella, en la única frase que dirá al respecto en la entrevista). Pero el periodista cuenta que el actor estaba convencido de que ella lo despreciaba durante el rodaje de Her, hasta que se dio cuenta que Mara era tímida y que en realidad también le gustaba. "Ella es la única chica que he buscado en internet", dice Phoenix. "Solo éramos amigos por mail. Nunca había hecho eso. Nunca busqué a una chica en la web", agrega, dando luces de una relación que prontamente se convertirá en matrimonio. En la hora más feliz de Joaquin Phoenix y temprano favorito a llevarse su primer Oscar.

https://culto.latercera.com/2019/10/08/joaquin-phoenix-favorito/

Comenta