Discipline y la renovación sonora de King Crimson

discipline1

Tras la publicación de Red (1974) y siete años de colaboraciones en otros proyectos, Robert Fripp y Bill Bruford se reunieron para formar una nueva agrupación, la cual incluyó al guitarrista Adrian Belew y al bajista Tony Levin.


King Crimson publicó Red el 6 de octubre de 1974, su séptimo álbum que fue grabado en los Olympic Studios de West London. Hasta ese momento, la agrupación de Robert Fripp había materializado un total de siete entregas en un periodo de cinco años desde In the Court of the Crimson King (1969), además de que ya se había consolidado como la primera banda en hacer un disco de rock progresivo.

https://culto.latercera.com/2019/10/09/king-crimson-buenos-aires-luna-park/

Sus obras abordaban influencias que iban desde el jazz y la psicodelia hasta la música docta y experimental, entre otros espectros que cobraban vida a través de intérpretes prodigiosos que aún no lograban definir su formación. Aquel fenómeno llegó a su fin el 25 de septiembre de ese mismo año, luego de que Fripp anunciara la separación definitiva del grupo y, por consiguiente, el inicio de una etapa de concentración en otros proyectos.

A pesar de que ya había producido álbumes como Septober Energy (1971) de Centipede y Matching Mole's Little Record (1972) de Matching Mole —además de numerosas colaboraciones—, el guitarrista participó en los dos primeros discos homónimos de Peter Gabriel en 1977 y 1978, en los cuales también estuvo presente el bajista Tony Levin. Asimismo, colaboró en Heroes (1977) de David Bowie, Parallel Lines (1978) de Blondie y Fear of Music (1979) de Talking Heads. Mientras tanto, el baterista Bill Bruford (quien fue miembro de Yes antes de entrar a King Crimson en 1972) tocó con Genesis durante los conciertos de promoción de A Trick of the Tail (1976) y publicó un total de cuatro entregas entre 1978 y 1980.

Por su parte, Adrian Belew se unió a la banda de Frank Zappa en 1977, luego de que este lo escuchara en un bar de Nashville por recomendación de su chofer y lo invitara a participar de una audición. Después de que el músico viajara a Los Ángeles para realizar una presentación en la que sus nervios lo traicionaron, este pidió una segunda oportunidad al hombre de The Mothers of Invention, quien accedió a escucharlo en privado, para más tarde asombrarse con su talento y ofrecerle el trabajo. Como parte de su equipo, grabó en Sheik Yerbouti (1979) y tocó en Baby Snakes (1979), un filme basado en un concierto de Halloween en el Palladium Theater de New York, el cual también incluyó imágenes exclusivas en el backstage y animaciones espontáneas que se presentan a sí mismas como una dosis de psicodelia pura.

https://www.youtube.com/watch?v=XjXiEqxvfqI

Asimismo, Belew participó en Lodger (1979) de David Bowie y en Remain In Light (1980) de Talking Heads, álbum en el que aplicó algunas de las texturas sonoras que más tarde se vieron reflejadas en Discipline (1981). Los solos en canciones como "Born Under Punches (The Heat Goes On)" y "The Great Curve" fueron producidos con los efectos de su guitarra Roland Synthesizer, las cuales también fueron ocupadas por Robert Fripp en el regreso discográfico de King Crimson.

En 1981, este último tenía la intención de formar un nuevo "supergrupo", para el cual consideró a su ex compañero Bill Bruford en la batería. Su intención se distanciaba de la idea de revivir al Rey Carmesí, por lo que se contactó con Adrian Belew para que se incorporara y así aportara nuevas sonoridades. Aquella decisión no sólo reflejó la intención de un cambio a nivel estilístico, sino que también en términos relacionales y de composición: sería la primera vez en que Fripp tocaría en una banda con otro guitarrista. De esta manera, Belew aceptó la invitación, para también desempeñarse como cantante y letrista.

https://culto.latercera.com/2019/08/05/robert-fripp-guitarras-efectos-king-crimson/

Por otro lado, aún faltaba un bajista para la agrupación, por lo que se abrieron audiciones para competir por el puesto. Según comenta Bill Bruford en su autobiografía, dentro de los aspirantes se encontraba Tony Levin, quien fue seleccionado tras interpretar un coro de "Red". Así, el músico se adhirió para desempeñarse en el Chapman Stick y en los cantos de fondo.

Ya con su alineación completa y con energías para trabajar en el estudio, el conjunto desarrolló un estilo influenciado por la música africana (nótese de manera explícita en las voces de "Thela Hun Ginjeet"), el new wave y la constante presencia de ritmos cruzados, una esencia menos meditativa que la de sus trabajos anteriores con King Crimson, pero que de todas formas mantenía parte de su espíritu. Aquello llevó a que Robert Fripp cambiara la dirección de este nuevo proyecto, para así considerarlo como el regreso del Rey Carmesí a siete años de su última entrega.

Discipline fue grabado en los Basing Street Studios de Notting Hill con el productor Rhett Davis, quien también trabajó en discos como Before and After Science (1977) de Brian Eno, y Moonmadness (1976) y Rain Dances (1977) de Camel.

https://open.spotify.com/album/2p53eKYYG1kCcjIyjS7pOc?si=CYEwEFS2SY2BNDweXgeKpA

https://culto.latercera.com/2019/10/11/king-crimson-experiencia-unica/

Comenta