Bruce Lee contra el mundo y contra sí mismo: los inicios del Dragón

Bruce Lee

El actor y filósofo nacido a fines de noviembre de 1940 se ha mantenido como una de las figuras más trascendentales en la historia sobre el aprendizaje de las artes marciales. Sin embargo, los primeros años vieron a un joven Bruce luchando contra el sonambulismo y energías que excedían a lo físico, algo que películas y libros biográficos enfatizan.



"Eras muy especial y lo sigues siendo, por eso te quiere el demonio". Las palabras corresponden a las de un maestro hablándole a un joven llamado Bruce Lee. La escena, parte de la película biográfica Dragón: La historia de Bruce Lee, parece ser un gran resumen de la vida del fallecido actor.

https://www.youtube.com/watch?v=vVJ-6CKTxJM

Nacido en Estados Unidos el 27 de noviembre de 1940 entre las 6 y las 8 AM, año del Dragón de madera y hora del mismo animal respectivamente, Lee fue el tercer hijo del matrimonio entre Lee Hoi Chuen y Grace Ho. En aquel entonces fue bautizado como Jun Fan, por parte de sus padres. En tanto, por la doctora que estuvo en el parto le puso Bruce.

Anteriormente, la pareja perdió a su primogénito a poco de nacer. Por esta razón y para ahuyentar a malos espíritus de su hijo, recibió el nombre femenino de Sai Fon, recibiendo además una perforación en una de sus orejas, según relata Bruce Thomas en la biografía Bruce Lee: Fighting spirit.

Pese a nacer en Norteamérica, a los meses los padres volvieron con su hijo a Hong Kong. Ahí, Jun participó desde temprana edad una veintena de películas (rodadas en las décadas del '40 y '50). Y aunque en sus primeros años no gozó de buena salud, todo se revirtió en su adolescencia.

A los 13 años ya practicaba artes marciales, de la mano de Yip Man (conocido también como Ip Man). "Durante cinco años Bruce estudió diligentemente y se volvió muy competente. Él admiraba enormemente a Yip Man por su rol como maestro y por su sabiduría. Con frecuencia lo visitaba en años posteriores", recuerda una antigua biografía en su sitio oficial.

"A medida que se desarrolló como artista marcial, Bruce Lee también estaba sufriendo los desafíos internos y los cambios que acompañan a esa forma de vida. La hermana de Bruce, Agnes, contó cómo había caminado sonámbulo regularmente desde la infancia. Su hermano Peter contó cómo Bruce incluso luchó mientras dormía", asegura Thomas en la biografía de Lee.

Tomando lo anterior, Dragón: La historia de Bruce Lee parte precisamente con una pesadilla de su padre, en el que ve a su hijo siendo atacado por un ser con una armadura. Esa lucha se traspasa más tarde al Lee, haciendo un paralelo con la supuesta maldición que heredó.

A los 18 años abandonó Hong Kong. Instado por sus padres, Lee viajó a Estados Unidos en "abril de 1959, con 100 dólares en sus bolsillos". ¿A probar suerte como actor o a intentar enseñar artes marciales? Nada de eso. En la cabeza del joven la idea era trabajar como instructor de baile, área en la que se desenvolvía bien. Finalmente optó por dedicarse a los estudios.

En paralelo, trabajó en un restaurante, pero su camino se desviaría por otro lado. Sus compañeros de universidad le pidieron encarecidamente que les enseñara sus conocimientos de gung fu. Taky Kimura y Jesse Glover fueron algunos de sus primeros aprendices. Tan en serio se tomó su práctica y enseñanza de artes marciales que entrenaba 40 horas a la semana, según relató Glover a Thomas. En esa misma línea, en una entrevista Kimura recordó que "cuando Bruce realizaba sus clases no había murmullo alguno. Había una completa atención de todos nosotros".

https://www.youtube.com/watch?v=IQNB7ybMfxo

El éxito fue tal que abrió su propia escuela. Esa enseñanza fue la que le trajo rivales de temer. De hecho, en Hong Kong desistían de entregar sus conocimientos a los occidentales, aunque otros afirman que las críticas de Lee a las distintas artes marciales fueron las que les generaron detractores directos. Wong Jack Man es el más conocido de los oponentes que enfrentó por este motivo, combate que Bruce ganó en cerca de 7 minutos, de acuerdo a Striking Distance: Bruce Lee and the Dawn of Martial Arts in America.

Pese a las reacciones polarizadas que generaba que generaba (tanto admiración como anticuerpos), Lee siguió un camino de éxito. La difusión de las artes marciales en occidente lo llevó a sus primeros contratos con Hollywood, primero en series y luego en películas, donde la historia es más conocida.

Su corta pero intensa carrera terminó en julio de 1973, cuando falleció en Hong Kong. La versión oficial de su deceso es un edema cerebral a causa de un medicamento que consumió para combatir un dolor de cabeza.

Comenta