Dos museos expectantes: el efecto de la venta de TVN

La idea de que el Museo de Arte Contemporáneo se traslade a Bellavista 0990 y el Museo de Bellas Artes ocupe todo el palacio de Parque Forestal tiene adherentes. Pero es sólo un nuevo capítulo de largas negociaciones que están lejos de resolverse.


De las noticias y la entretención, a la cultura y más específicamente, al arte contemporáneo chileno. Así de radical podría ser el cambio en el uso de los 57.500 m2 del complejo que Televisión Nacional de Chile inauguró en Bellavista 0990 hace 15 años. Sin embargo, la idea ha tomado fuerza y sigue sumando adherentes.

TVN anunció el miércoles 17 que vendería su edificio, por unos 90 millones de dólares, a través de una licitación que abre en septiembre. Tres días después, en una carta publicada por La Tercera, Víctor Pérez, ex rector de la Universidad de Chile sugirió a las autoridades que las instalaciones se vendan a esa casa de estudios para instalar allí el Museo de Arte Contemporáneo (MAC). “La Universidad, a su vez, podría vender al Estado su emblemático edificio en el Parque Forestal, de modo de ampliar y dignificar el Museo Nacional de Bellas Artes. Chile necesita, hoy más que nunca, preservar y relevar su memoria histórica y su patrimonio cultural”, escribió.

En los días siguientes, tanto Francisco Brugnoli, quien es director del MAC desde 1999, como Milan Ivelic, director del Museo Nacional de Bellas Artes (MNBA) entre 1993 y 2011, apoyaron la idea con cartas a La Tercera.

Esta suerte de canje de edificios ha sido estudiada por 15 años, y tiene un solo gran objetivo: solucionar el histórico déficit de infraestructura de ambos museos, que comparten el Palacio de Bellas Artes: la mitad poniente es propiedad de la U. de Chile, y la mitad oriente es fiscal.

“Esta es una solución definitiva, porque el edificio de TVN se presta muy bien, tiene una amplia superficie, muchos espacios para distintas actividades y la ubicación es muy buena. Éste es el momento oportuno, si no van a pasar otros 50 años”, comenta Milan Ivelic a Culto. “Chile no es un país rico, está con un tremendo problema, que la pandemia ha agravado. Pero esto se puede hacer con inteligencia y agudeza económica, así como cuando uno compra su casa, y la paga a 15 o 20 años plazo. Además, con esto el Museo de Bellas Artes recupera todo el edificio”, enfatiza.

Fernando Pérez, quien es director de esta pinacoteca desde el año pasado, se suma: “La venta del edificio de TVN parece ser una noticia en desarrollo. Lateralmente, ha relevado un consenso de larga data. El MAC necesita un espacio más acorde con sus funciones y el MNBA requiere urgentemente ampliarse para lograr proyectarse como museo; con esto, se posibilitaría abrir más ampliamente sus colecciones al público y recibirlo de mejor manera, así como la recuperación del Palacio de Bellas Artes, al que el actual fraccionamiento no le hace bien”.

El ex rector de la U. de Chile Víctor Pérez, gestor de la iniciativa, aclara, antes que todo, que “es obvio y evidente que no apoyo la privatización de TVN, y sí la existencia de una TVN pública pluralista, libre y diversa que asegure el derecho a la información y a la comunicación y cultura de la sociedad, cuestión vital hoy por hoy”.

El ingeniero justifica la oportunidad de su propuesta: “TVN tiene que resolver si necesita seguir funcionando en ese mismo edificio o en otro, en función de la TV digital pública que debe realizar. El mismo canal ha informado que ya no está usando una parte importante del edificio. Ante la noticia de una eventual venta a terceros, he planteado resolver simultáneamente el tema de la infraestructura de TVN, del Museo de Bellas Artes y del MAC, que son tres instituciones culturales públicas”.

En cuanto a cómo podría equilibrarse en términos económicos el valor de US$ 90 millones de TVN y la tasación de la mitad poniente del Palacio de Bellas Artes, el ex rector asegura que es viable con el Fondo de Inversión en Infraestructura de la U. de Chile, “que puede asumir un crédito blando a 30 años, con aval del Estado, para darle al MAC y al país un lugar digno para nuestro patrimonio artístico”.

Proyectos y regateo

Víctor Pérez, además, revela que “como rector de la U. de Chile, le ofrecí a dos gobiernos ampliar el Museo de Bellas Artes para que use todo el Palacio, en un trueque para trasladar el MAC a otra ubicación acorde con su patrimonio cultural y misión, lo que permitiría reforzar y consolidar a esos dos museos públicos. Es una vergüenza que ambos museos, por falta de espacio y financiamiento, tengan almacenadas miles de obras del acervo artístico nacional, privando de bienes públicos esenciales a la gente”.

En particular, aclara, al primer gobierno de Michelle Bachelet le propuso un proyecto para reinstalar el MAC en el ex edificio Diego Portales, y en la primera administración de Sebastián Piñera, se trataba de una ampliación del MAC de Quinta Normal.

El director del MAC, Francisco Brugnoli, entrega más detalles de las negociaciones. La primera cifra que se les entregó, dice, “era absolutamente insuficiente, porque era menos de lo que costaba hacer una escuela”. Luego, ya en campaña para su primer periodo presidencial, recuerda que Sebastián Piñera “declara que una de sus tareas fundamentales va a ser comprar el edificio del MAC y construir un nuevo edificio para el Museo de Arte Moderno, así lo dice él, de manera de facilitar la ampliación del Museo de Bellas Artes”.

“Hubo una tasación y el Presidente Piñera nos pidió un proyecto de arquitectura, que era como un museo extendido en Quinta Normal. Se hicieron los cálculos de eso, la cifra fue considerada excesiva, y empezó una discusión que tuvo un carácter de regateo”, cuenta. Posteriormente, se les ofreció la Torre de la Unctad y contrapropusieron una construcción semisoterrada en la explanada detrás del GAM. “Con la crisis todo ha quedado pendiente”, dice Brugnoli. Agrega que el actual rector Ennio Vivaldi retomó el tema.

“En cuanto a transferencia de edificios, yo no tengo nada que ver, yo solo hablo de las necesidades del MAC de hoy, que son complejas y que son múltiples y que corresponden a un museo nacional, porque atiende las necesidades culturales del país, y público, de libre acceso”, cierra Brugnoli.

El nuevo capítulo de esta larga negociación está aun por escribirse. De hecho, en la Universidad de Chile no parece ser un momento para anuncios, pues responden a Culto que la casa de estudios, su museo y facultad de Artes, “en diálogo constante con el Estado, estamos desarrollado propuestas para potenciar el Museo de Arte Contemporáneo, que sin duda es un eje central para la cultura del país. Por eso mismo no querríamos referirnos a que dos proyectos públicos históricamente tan importantes para el arte y la cultura de nuestro país, como son TVN y el MAC, deban disputar espacios, recursos o adherencias cuando lo lógico es que, como bienes públicos, el Estado los potencie a ambos”.

Comenta