Efecto coronavirus: Disney decide lanzar su millonaria cinta Mulán en el streaming

Inicialmente programada para llegar a las salas en marzo, la reversión del filme animado se estrenará en septiembre en la plataforma Disney+ en EE.UU. a un precio especial, mientras que se mantiene la idea de llegar a los cines en algunos países. Así la compañía intentará acercarse a recuperar los US$ 200 millones que costó la superproducción.



Por un tiempo los estrenos en agosto de Tenet y Mulán se mantuvieron como la última esperanza en el verano del Hemisferio Norte para reactivar a los cines frente al coronavirus, luego de un cuarto de año con números rojos a raíz del cierre de las salas en el mundo.

Eso hasta hace un par de semanas, cuando la película de Christopher Nolan fue retirada del calendario de Warner Bros. momentáneamente y al día siguiente el filme basado en la cinta animada le siguió los pasos, como parte de un reajuste general de la planificación de Disney.

En ambos casos se demostró que los tiempos que corren demandan estrategias totalmente fuera de lo preparado. Si Tenet tuvo que descartar la idea de un debut en simultáneo en todo el mundo y llegará a algunos países a fin de mes -y luego a ciertas ciudades de Estados Unidos-, Mulán recurrirá al streaming.

De acuerdo a lo que acaba de comunicar Disney en su informe de ganancias del tercer cuatrimestre, la película arribará a la plataforma Disney+ en EE.UU. el 4 de septiembre. A diferencia de otros títulos de la empresa que frente a la crisis desecharon su paso por salas, como Artemis Fowl o Hamilton, no estará para ver directamente en el catálogo del servicio, sino que se ofrecería mediante un pago de US$ 29,99 (no se ha aclarado si como un monto adicional al costo de la suscripción).

También ocurrirá lo mismo en Canadá, Nueva Zelandia y otros países donde está disponible la plataforma de streaming, mientras que dejó abierta puerta a un estreno en cines en aquellos territorios en que Disney+ todavía no ha hecho su debut, como Latinoamérica, donde su desembarco está planificado para fin de año.

El salto de Mulán a lo digital era sugerido por algunas voces en la industria pero había sido resistido por la compañía, que debe recuperar los US$ 200 millones que costó sólo la producción del filme. Por ahora se mantiene en el aire si Black Widow, el otro gran título de Disney postergado por la pandemia, vivirá el mismo destino, pero ante la inactividad de la mayoría de las salas de EE.UU. parece cada vez más cercano que esté disponible primero para los 60 millones de suscriptores que hoy totaliza Disney+.

Comenta