Mare of Easttown: la miniserie policial con la que HBO salió a competirle a Luis Miguel y Netflix

Protagonizada por Kate Winslet, la ficción se estrenó este domingo 18 en el canal de cable y en HBO GO, un par de horas después del esperado retorno de la serie sobre el cantante. La producción de siete episodios le otorga a la actriz de Titanic el rol de una agobiada policía, sometida a una encrucijada cuando un crimen azota al pueblo de Pennsylvania en el que vive.



Entre el clamor de los fans y más de algún rumor en torno a que no se concretaría, la confirmación de que habría segunda temporada de Luis Miguel, la serie demoró cerca de dos años y su retorno a Netflix terminó tardando tres. Tiempo suficiente para que a su vuelta la oferta que corre en paralelo pueda aspirar a pararse de igual a igual ante la producción.

En resumen, este fin de semana la competencia le salió al paso al Sol de América con el crimen como motor, probablemente uno de los géneros que más se ha robustecido a costa del auge de las plataformas de streaming.

Starzplay estrenó el primer capítulo de la docuserie Confronting a serial killer, la nueva producción de Joe Berlinger (Conversaciones con asesinos: Las cintas de Ted Bundy) y centrada en el asesino en serie Samuel Little. A las 20 horas Netflix lanzaba los dos primeros capítulos del segundo ciclo de la ficción con Diego Boneta, y dos horas después HBO contragolpeó con el debut de Mare of Easttown, uno de sus títulos estrella de 2021.

Protagonizada por Kate Winslet, la miniserie presentó su primer episodio, centrado en la rutina de una policía de un pueblo de Pennsylvania y los habitantes de este. Un estudio por el día de día de Mare (Winslet), por su disfuncional familia y por los seres que habitan el pueblo, ya consternado por la desaparición de una joven.

El capítulo opera como un acumulador de tensión y expectativas, presentando a figuras como un escritor y profesor recién llegado (Guy Pierce) y la madre de la protagonista (Jean Smart), hasta que inevitablemente surge un crimen que operará como detonante de la trama.

Bajo la batuta del guionista Brad Ingelsby y el director Craig Zobel, la ficción se perfila como una historia con ritmo propio y sin la presión de buscar resoluciones apresuradas ni trucos del género. Y que usó su piloto para situar sus piezas, antes de hurgar en los secretos de sus habitantes.

“Esta saga de siete episodios es más que un inductor de jadeos”, afirmó Vulture, que tuvo acceso a los siguientes episodios. “Cualquier cosa que pueda desencadenar una sensación de conmoción, transportarte a otra ciudad y hacerte reír es el tipo de televisión que merece tu tiempo”, agregó.

Una apuesta que cuenta a su favor con una brillante Winslet en el rol de una policía con una vida llena de grietas. La clase de papel que en la última década la actriz se ha acostumbrado a encontrar más en la televisión que en el cine. De hecho, es su segunda producción con HBO, después de la exitosa miniserie Mildred Pierce (2011), con la que ganó el primer y único Emmy de su carrera.

Por lo pronto –antes de que se estrenen las secuelas de Avatar a las que se sumó–, desde este jueves estará en Apple TV su más reciente película, Ammonite, el comentado drama lésbico que protagoniza junto a Saoirse Ronan.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.