Ringo y Charlie: un Beatle despide a un Rolling Stone

En entrevista con el Wall Street Journal, el músico de los Beatles se refirió a la partida de su compañero de oficio un año menor. "Un ser humano hermoso", dijo sobre Watts, con quien lo unió una amistad de décadas y un estilo interpretativo de características similares. “Nos gustaba decir riendo que como baterista tocaba incluso menos que yo”, dijo Starr.



Aunque fueron amigos y compañeros de profesión durante décadas, Ringo Starr quedó sorprendido por el anuncio de la muerte del baterista de los Rolling Stones, Charlie Watts, al igual que millones de fanáticos del grupo -y de la música- en todo el mundo.

Así lo reveló el histórico baterista de los Beatles en una entrevista con el Wall Street Journal, donde se refirió al impacto de la noticia y a su relación con su legendario compañero de oficio, un año menor que él. Ambos son probablemente los bateristas más célebres de la historia de la música popular del último siglo, y se unieron a sus respectivos grupos con sólo meses de diferencia.

“Sabía que no le estaba yendo bien, pero fue un shock para mí”, dijo Starr al Wall Street Journal, sólo dos horas después de que se informara la muerte de Watts.

Allí, Ringo contó que otro baterista, Jim Keltner, lo llamó el lunes pasado para decirle que Watts, quien se había retirado de la gira de otoño de los Stones debido a un procedimiento médico no especificado, había sufrido un retroceso en su salud. Hasta ahora, el motivo de la muerte de Watts no ha sido revelado en detalle.

El martes por la mañana en Los Angeles -donde reside actualmente- el teléfono de Starr “explotó” en llamadas mientras se preparaba para hacer algunas entrevistas para promocionar su más reciente lanzamiento, el disco de cuatro canciones Change the world, que se publicará el 24 de septiembre próximo.

”Noventa mil personas me llamaron para decirme que se había ido”, contó al medio. “Es una pena. Era un ser humano hermoso “.

Starr, de 81 años, se unió a los Beatles en agosto de 1962, cinco meses antes de que Watts se convirtiera en integrante de los Rolling Stones. Según consigna el Wall Street Journal, ambos músicos no sólo estuvieron unidos durante décadas al ser los encargados del ritmo y la percusión de las dos bandas de rock más famosas y exitosas de la historia, sino también por sus estilos para interpretar el instrumento, creativos e inmensamente influyentes pero distantes de las acrobacias y el lucimiento personal.

“Nos gustaba decir riendo que como baterista tocaba incluso menos que yo”, dijo Starr en la entrevista. Y añadió: “Pasamos varias noches juntos y él solía venir aquí si estaba en Los Angeles o si teníamos una cena con algunos de los chicos. Fue como una relación de encuentro”.

Starr contó que su recuerdo más memorable de Watts no era precisamente una noche salvaje o un gran espectáculo en un estadio con los Rolling Stones, sino una noche íntima de jazz en el famoso club de Ronnie Scott en Londres, donde Watts actuaba con una big band de 25 integrantes.

”Tenía otros dos bateristas y estaban a cada lado de él volviéndose locos”, dijo el exBeatle. “Y estaba Charlie sentado entre ellos sosteniéndolo así ...”, añadió, mientras imitaba a un estoico Watts tocando un ritmo constante con un movimiento mínimo y una postura erguida, una pose familiar para cualquiera que haya visto en vivo a los Rolling Stones.

”¡Tenías que estar allí, hombre!” dijo con una risa. “Fue algo hermoso”.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.