Las costureras que sobrevivieron al Holocausto diseñando ropa para la élite nazi

Llega el libro de la autora británica Lucy Adlington, el que describe la labor de las modistas que resistieron la Segunda Guerra Mundial confeccionando ropa en el campo de exterminio de Auschwitz.



Luego del éxito de su libro anterior, La cinta roja, la escritora e historiadora británica Lucy Adlington regresa a librerías para entregar el relato de los hechos reales que inspiraron esa novela bestseller, la que cuenta la historia de cuatro modistas - Ella, Rose, Mina y Carla- que trabajaron en el taller de costura de Auschwitz.

Esta vez se trata del libro titulado precisamente Las costureras de Auschwitz, la verdadera historia de las veinticinco mujeres y adolescentes, la mayoría judías, que, en medio del horror de aquel campo de exterminio, fueron seleccionadas para confeccionar ropa a medida para las damas de la alta sociedad nazi, aunque también fabricaron ropa de bebé, canastillos, prendas para jóvenes y toda clase de vestimenta según diversas necesidades y exigencias.

Todas trabajando un promedio de 12 a 14 horas diarias.

Según un comunicado, en su nueva publicación, la autora entrega “una detallada e inestimable reconstrucción del vínculo de amistad que unía a aquellas valientes mujeres, al tiempo que expone la codicia, la crueldad y la hipocresía del Tercer Reich”.

Además del vívido relato de Adlington, el libro incluye fotografías inéditas de las costureras, material documental compartido por los familiares y una entrevista exclusiva con la única sobreviviente viva de este grupo de mujeres.

De hecho, en una reciente entrevista con El País, Adlington comentó que cuando lanzó La cinta roja, empezó a recibir diversos llamados desde distintas partes del mundo. “Me escribían: ‘Mi madre fue costurera en Auschwitz, mi tía... Conocemos a las de verdad’”, comentó.

“La del taller de Auschwitz es una historia femenina y feminista, de amistad y lealtad. Son las vidas cruzadas de la talentosa Marta Fuchs; de la indómita Hunya Storch; de Irene Reichenberg, que fue perdiendo a sus hermanas una por una; de las francesas Marilou Colombain y Alida Delasalle; de las jóvenes hermanas Katka y Bracha Berkovic. Todas han fallecido ya, pero Adlington pudo conocer a esta última antes de que muriera en 2021. La visitó en 2019 en su casa de San Francisco (California) para charlar con ella”, describe El País.

Lucy Adlington.

“Las costureras de Auschwitz ofrece a los lectores conocer un emocionante y poco conocido capítulo de la Segunda Guerra Mundial. Una inspiradora historia de resistencia y superación durante el Holocausto”, cierra el comunicado de prensa.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.