Un imperdible de 2023: lanzan las primeras imágenes de Succession 4

Foto: HBO via AP

Un eufórico Logan Roy (Brian Cox) protagoniza el primer adelanto de la cuarta temporada de la ficción de HBO, uno de los títulos más potentes de los próximos meses. La producción viene de ganar cuatro premios Emmy, incluyendo Mejor serie de drama.



El drama de la familia Roy volverá recargado en la cuarta temporada de Succession. Así lo confirmaron los primeros detalles de la trama y ahora lo propio hace el adelanto del regreso de la exitosa producción de HBO.

En el marco del lanzamiento de un video con series de los próximos meses, este domingo la cadena liberó parte de una escena en que un desaforado Logan Roy (Brian Cox) se dirige a los empleados de Waystar Royco, el conglomerado de medios que encabeza y se niega a heredar a sus hijos.

Este no es el final”, dice el patriarca. “Estamos acabando con la oposición. Voy a construir algo mejor, más rápido, más ágil, más salvaje. Me encanto esto. ¡Me encanta!”.

Lo rodean Tom Wambsgans (Matthew Macfadyen) y Greg (Nicholas Braun), mientras que hay un ánimo de derrota en los cuatro hermanos Roy: Kendall (Jeremy Strong), Shiv (Sarah Snook), Roman (Kieran Culkin) y Connor (Alan Ruck).

Según la sinopsis oficial, la nueva tanda de capítulos empezará con la inminente venta Waystar Royco al visionario tecnológico Lukas Matsson (Alexander Skarsgård). Una posibilidad que “provoca una angustia existencial y una división familiar entre los Roy mientras anticipan cómo serán sus vidas una vez que se complete el acuerdo”.

En reconocimiento a su tercera temporada, la ficción viene de ganar cuatro categorías de los Emmy, incluyendo Mejor serie de drama (tal como en 2020).

Mira el video a continuación (Succession a partir del minuto y medio):

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.


Un estudio de la U. de Hong Kong mostró cuál es la posibilidad de morir para aquellos que tuvieron Covid respecto a quienes no tuvieron la enfermedad. El estudio, fue realizado a más de 150 mil personas en Gran Bretaña, utilizando registros médicos y de defunciones de ese país.