Quién es Tommasso Debenedetti, el periodista italiano que “mató” a la escritora Isabel Allende

Autor: Daniela Silva

Antes de difundir noticias falsas por redes sociales, el periodista de 49 años se dedicó a vender a diarios italianos entrevistas falsas a grandes figuras, como al cardenal Ratzinger, al Dalai Lama, a John Grisham, y a Mikhail Gorbachev, entre otros. Revisa su historia.


Antes de tuitear noticias falsas anunciando la supuestas muertes de reconocidos escritores como Isabel Allende y Mario Vargas Llora, y de hacerse pasar por cardenales y religiosos varios, Tomasso Debenedetti – italiano nacido en Roma en 1969 y padre de dos hijos – estuvo engañando a los medios escritos de todo el mundo.

Cómo explicó hace años a Bussiness Insider, su carrera con las noticias falsas comenzó en el año 2000 mientras trabajaba como freelancer en periódicos italianos. Si bien no es periodista- estudió literatura e historia italiana y es profesor en un instituto – tiene credencia de “reportero” desde 1998. Según indicó a el diario El País en el 2014, quiso ser un redactor cultural, pero “no había espacio”, iba a las conferencias, pero nadie le daba entrevistas. Ofrecía críticas y reseñas, pero los editores lo rechazaban. Fue ahí, indica, que decidió cambiar de procedimiento.

Según explicó, su técnica era vender historias a diarios pequeños en provincias de Italia. Allí no pagaban mucho por las entrevistas, pero le compraban todo el material que llevaba. De esta forma, logró vender historias como entrevistas al cardenal Ratzinger, al Dalai Lama, a John Grisham, y a Mijaíl Gorbachov, entre otros.

Para saber cómo responderían las personas, Debenedetti indica que se leía los libros, y para que se vendieran fácil, incluía frases controversiales acerca de su visión política.

“La información en este país está basada en la falsificación. Todo cuela mientras sea favorable a la línea editorial, mientras el que habla sea uno de los nuestros. Yo, simplemente, me presté a ese juego para poder publicar y lo jugué hasta el final para denunciar ese estado de cosas”, indicó en su entrevista a El País.

Según el italiano, los medios sabían que él vendía entrevistas falsas, pero como la responsabilidad la tenía el autor freelancer, los medios a las que le vendía el material se sentían seguros de que, frente a cualquier problema, podrían desligarse del hecho y culpar al autor.

No fue hasta que publicó una noticia en donde entrevistaba a Philip Roth, a quien citó hablando en contra de Barack Obama que los medios comenzaron a dudar de su trabajo. La entrevista repercutió más de lo esperado, siendo replicaba por varios medios en el mundo. Tras esto, un periodista cuestionó a Roth sobre sus dichos, y el autor negó haber hablado con el medio Libero y de conocer a Debenedetti.

De acuerdo a Bussiness Insider, hay cerca de 60 entrevistas que realizó Debenedetti que se creen que son falsas.

La llegada a Twitter

Desde el año 2011 Debenedetti ha enfocado sus fake news en algo mucho más sencillo: Hacer correr noticias falsas por Twitter. Su modus operandi es breve, pero se hacen virales rápidamente: Crea una cuenta de alguna autoridad como un ministro, en su primer tuit saluda a sus seguidores, y luego en un segundo tuit y con mayúsculas, anuncia de manera Urgente que algún personaje importante ha fallecido.

Lo hizo así con el escritor Mario Vargas Llosas, y también ahora con Isabel Allende. Según ha indicado en sus entrevistas, su objetivo más que molestar, es hacer evidente cuán fácil es engañar a los medios.

Otras personas a las que mató por la red social han sido Mijaíl Gorbachov, Pedro Almodóvar, Fidel Castro y J. K. Rowling.

 

#Tags


Seguir leyendo