Teatro del Lago trae a Anne-Sophie Mutter y negocia con Yo-Yo Ma

El chelista Yo-Yo Ma está presentando las Seis suites de Bach en 36 ciudades de Norteamérica, Sudamérica, Europa, Africa, Asia y Oceanía.

El chelista estadounidense realizará una gira por seis continentes en 2019 y la violinista alemana llega con las Cuatro estaciones de Vivaldi.


En menos de cinco años, Chile se transformó en una parada insoslayable en la ruta de los artistas clásicos del mundo. A un ritmo propio y sin la publicidad de las megaestrellas del pop y del rock, los jerarcas del género docto han cambiando el rostro de los espectáculos del país. Este año estuvo dos veces el director venezolano Gustavo Dudamel y en 2017 Daniel Barenboim arribó con su West-Eastern Divan Orchestra. En 2016 el tenor Jonas Kaufmann llenó el Movistar y este año repitió la experiencia la soprano rusa Anna Netrebko.

Por si fuera poco, la Filarmónica de Viena visitó por primera vez Chile en marzo y la Orquesta de la Suisse Romande de Ginebra llenó el Teatro CorpArtes en mayo. El año 2019 se ve a la vuelta de la esquina y entre los grandes anuncios está el debut en Chile de la Sinfónica de Londres dirigida por Simon Rattle en mayo en CorpArtes, probablemente la guinda de la torta anual.

Este jueves, además, el Teatro del Lago de Frutillar hizo su lanzamiento de temporada. La gran protagonista será la violinista alemana Anne-Sophie Mutter (1963), figura ineludible del panorama y, con seguridad, una de las cinco mejores en su instrumento junto a Itzhak Perlman, Maxim Vengerov, Joshua Bell o Pinchas Zukerman. Todos ellos habían estado en el país, pero faltaba Mutter, la mujer que alguna vez fue la niña apadrinada por el director Herbert von Karajan cuando sólo tenía 13 años.

La violinista germana tiene cuatro premios Grammy en su currículum y un centenar de discos para Deutsche Grammophon. Ha tocado con todas las grandes orquestas, desde las Filarmónicas de Berlín y Viena a la Filarmónica de Nueva York y Sinfónica de Chicago. La dirigieron Karajan, Kurt Masur y André Previn, que además fue su esposo.

Al Teatro del Lago llegará el 1 de noviembre junto a su grupo Mutter Virtuosi, conjunto de jóvenes músicos de instrumentos de cuerdas que se alternan con Mutter como solistas. Tocarán un caballo de batalla ganador: las Cuatro estaciones de Vivaldi, que Mutter ha grabado dos veces e interpretado en todos los rincones del orbe. El programa también incluye el célebre Concierto para dos violines en re menor de Johann Sebastian Bach y el Noneto de André Previn, escrito especialmente por el compositor y director de orquesta estadounidense para la violinista.

El chelista humanitario

El Teatro del Lago mantiene una estrecha relación con el chelista estadounidense Yo-Yo Ma (1955), quien actuó ahí en abril del 2013 con un repertorio que iba de Brahms a Messiaen, pasando por Stravinsky y Piazzolla. Han pasado cinco años y ahora Yo-Yo Ma está embarcado en una ambiciosa gira mundial que tiene como lema “36 conciertos, 36 días de acción, 6 continentes”. Se trata de tocar las Seis suites para chelo de Bach en urbes de todos los continentes habitables del mundo (la excepción es la Antártica).

Yo-Yo Ma ya empezó en septiembre en la iglesia de San Nicolás en Leipzig (la ciudad alemana donde Bach vivió y trabajó por más de 30 años) y ha continuado con presentaciones en la Catedral de Washington D.C. o el anfiteatro Red Rocks de Denver, recinto al aire libre normalmente destinado a espectáculos de rock. Aunque no fue anunciado ayer para la temporada del 2019, el Teatro del Lago está en contacto con los representantes de Yo-Yo Ma con el fin de contar con él en la serie de conciertos del próximo año.

Las presentaciones del llamado Proyecto Bach de Yo-Yo Ma, que nació con su reciente disco Six evolutions , no son sólo conciertos de etiqueta para un público selecto. Al revés, suelen durar dos o tres días y contemplan encuentros con la comunidad, conversaciones con músicos y presentaciones al aire libre.

En palabras del propio chelista, “la esperanza es que juntos podamos usar la música de Bach para iniciar una gran conversación sobre la cultura… la cultura entendida como la manera en que nos expresamos y entendemos… en como construimos una sociedad mejor”.

La gran gira cultural de Yo-Yo Ma se mueve en 36 ciudades del mundo, continuando con el espíritu trotamundos y humanitario de un músico que ha tocado para las tribus bosquimanas en Namibia (Africa) y que lleva 20 años al frente de la organización cultural Silkroad, en la que participan instrumentistas de Siria, China, España o Irán.

En 2019 el Teatro del Lago también recibirá al director inglés John Eliot Gardiner (1943), el más mediático de los difusores e intérpretes del barroco. Gran defensor de Bach, Haendel y Monteverdi, Gardiner viene con su prestigioso grupo English Baroque Soloists, con el que tocará música de Domenico Scarlatti y el mencionado Monteverdi, entre otros, el 16 de noviembre.

Si Mutter, Gardiner o eventualmente Yo-Yo Ma son consagrados sin apelación, el español Pablo Ferrández (1991) está entre los más prometedores nuevos talentos clásicos. Posee un violonchelo Stradivarius y se ha presentado con la Filarmónica de San Petersburgo y bajo la batuta de Valery Gergiev, por citar dos nombres de peso. En nuestro país tocará el 18 de mayo junto al Ensamble del Teatro del Lago.

A cinco años de aquel concierto de Yo-Yo Ma al borde del lago Llanquihue, el circuito clásico chileno ha crecido como nadie sospechaba.

Seguir leyendo